Entradas

La mejor manera de limpiar la plancha

Planchar la ropa es una actividad que muchas veces queda olvidada por la pereza de “perder” mucho tiempo realizando esta tarea. Pero cuando la ropa está planchada luce mucho más y te hace adquirir un aspecto y una imagen mucho más profesional, limpia y elegante. Hoy, en el blog, queremos hablarte de cómo hacer una correcta limpieza de la plancha para que no tengas sustos por quemar alguna prenda delicada o dejar manchas en la ropa, por no haberla limpiado bien con anterioridad. Siempre puedes optar por contratar un servicio doméstico profesional.

Normalmente cuando acabamos de usar la plancha la volvemos a guardar en el armario, sin más miramientos, no realizamos ningún tipo de mantenimiento. Por lo que la superficie de la plancha va acumulando suciedad y esto se traduce en una mancha o una quemadura en tu ropa.

Paso a paso

Para limpiar tu plancha lo primero que debes hacer es desconectarla y que esté completamente fría.  Lo siguiente es utilizar un paño húmedo con un poco de detergente suave, para retirar las impurezas y secarlo después con un paño.

Si tu plancha tiene la superficie cubierta con manchas oscuras tendrás que realizar otro tipo de limpieza, cogiendo una gran cantidad de papel de periódico y poniéndolo en una superficie plana, que deberás cubrir con sal gorda. A continuación deberás encender la plancha y cuando esté caliente tendrás que pasarla por encima de la sal y quitar el las impurezas con un paño, una vez la superficie vuelva a estar fría.

Y para la limpieza del depósito de la plancha lo que necesitas es vinagre, un potente limpiador natural que conseguirá dejar tu plancha como nueva. Lo único que debes hacer es, cuando la plancha esté fría y desenchufada, es llenar el depósito con la misma parte de agua que de vinagre. Después enchufa la plancha y cuando esté caliente aprieta el botón de vapor hasta que salga todo el vinagre y el agua, luego aclara con agua abundante para quitar los olores que esto pueda ocasionar.

Si sigues estos consejos prácticos de limpieza podrás disfrutar de tu plancha durante más tiempo. Pero si lo que quieres es tener la ropa bien planchada sin tener que hacerlo tú mismo, siempre puedes optar por la contratación de un servicio doméstico profesional. En HPS puedes encontrar uno de los mejores servicios domésticos a domicilio que incluye hacer la colada y planchar la ropa o realizar tareas de limpieza, etc. Tienes a tu disposición servicios integrales y profesionales, para que puedas delegar algunas o todas las tareas relacionadas con el servicio doméstico, sin tener que preocuparte por invertir tanto tiempo y esfuerzo en ellas y pudiendo disfrutar más de tu tiempo personal.

¿En qué consiste el servicio doméstico?

El servicio doméstico puede estar enfocado a todo tipo de personas. Básicamente es una ayuda profesional para la limpieza y el mantenimiento de la vivienda del cliente, aunque también es posible solicitar un servicio de canguro, en el que la empleada del hogar pueda realizar tareas de niñera para la familia que lo solicite.

En el caso de las personas de la tercera edad, desde HPS, contamos con un servicio específico llamado servicio de atención a la tercera edad, con el que el cliente obtiene un cuidado personal, para mejorar su bienestar. La empleada del hogar, en este caso, se ocupa de realizar también tareas de limpieza del hogar, de hacer compañía, tareas de aseo personal, etc. Puede incluir desde la limpieza y orden de la estancia como del acompañamiento para realizar la compra, un paseo, una gestión al banco o al médico, etc.

El servicio doméstico es una tarea que debe estar realizada por una empleada del hogar con experiencia en este sector, para proporcionar un trabajo profesional y efectivo. El servicio doméstico puede ser útil para una persona de la tercera edad o para una familia con niños.

Además, también cabe la posibilidad de contar con este servicio durante 24 horas, para que una empleada del hogar resida en la vivienda del cliente de forma interna, con la intención de que sea un miembro más de la familia y pueda desarrollar todo este tipo de tareas de forma diaria. La posibilidad de contratar una de nuestras empleadas del hogar puede ser desde tres horas y hasta 24 horas.

¿Cuáles son las principales tareas de este servicio?

La principal tarea de una empleada del hogar, en lo que se refiere al servicio doméstico, es la de mantener una limpieza profesional en la vivienda del cliente. Esto se traduce en; lavar y planchar la ropa, comprar comida, acompañar a la familia a realizar gestiones del día a día, el cuidado de los niños, limpieza general y profunda del hogar, organización y orden de la vivienda, etc.

Disponer de este servicio permite vivir de una forma tranquila y segura, mediante la ayuda profesional de una empleada del hogar que ha sido seleccionada previamente por una empresa especializada en este sector, como es nuestro caso. En HPS realizamos una evaluación continua de las necesidades de cada cliente para seleccionar a los mejores candidatos, acompañamos a la empleada del hogar en su primera visita y mantenemos un contacto constante con ambas partes, para asegurarnos de que todo fluye y que el trabajo se está realizando con éxito. Para conocer en qué consiste nuestro servicio doméstico y qué es exactamente lo que incluye, échale un vistazo a nuestra página web y contacta con nosotros para poder estudiar tu caso y seleccionar la mejor empleada del hogar para ti

¿Cómo asumir las tareas de limpieza en una familia numerosa?

Cuando una casa está habitada por niños las tareas de limpieza resultan más agotadoras, porque derrochan energía y, como es normal, ensucian más la casa. Pero no tiene porqué suponer ningún problema, ya que pueden establecerse rutinas de limpieza tanto para los mayores como para los pequeños de la casa, con las que aprenderán a valorar el hecho de que  encuentren la casa siempre limpia y ordenada.

Es muy difícil controlar que los niños no ensucien nada porque ellos quieren experimentar con todo y necesitan dejar volar su imaginación, aunque obviamente deberás poner algunos límites para que no acaben haciendo dibujos en paredes, suelos o puertas. No te agobies con la limpieza de tu casa y aprovecha todas las herramientas que tienes a tu alcance, ya que siempre puedes optar por contratar un servicio de limpieza y vivir de una forma más relajada y  cómoda, sin tener que estar sufriendo por si cae un vaso de zumo al suelo, si la habitación de los niños está desordenada, si la ropa está arrugada, si se acumula el polvo en las estanterías, si hay que barrer o si la campana de la cocina necesita una limpieza en profundidad.

Despreocúpate y disfruta del tiempo en familia

Si decides contratar un servicio de limpieza profesional podrás obtener grandes ventajas para ti y también para tu familia. No deberás estar estresada ni preocuparte porque está todo por medio o invertir un fin de semana entero para limpiar tu vivienda.

Con el servicio de limpieza a domicilio podrás tener tu casa limpia y ordenada siempre, pudiendo vivir de una forma más cómoda, relajada y sobre todo más productiva. Podrás invertir todo ese tiempo, que hubieses utilizado para limpiar, en ocio personal. Puedes aprovechar el fin de semana para descansar, ir con amigos, hacer salidas con la familia o lo que te apetezca.

Obviamente, para que esta limpieza se mantenga en buenas condiciones los días que no esté el servicio de limpieza, todos los miembros de la familia deberán poner de su parte para que no se desordene ni se ensucie más de la cuenta.

Elimina lo que no necesites

Cuando hayas contratado el servicio de limpieza puedes aprovechar para hacer una limpieza general de la casa y desechar todo aquello que no utilices, para conseguir más espacio y quedarte con lo que realmente uses. Conseguirás que tu casa tenga un aspecto amplio y diáfano y estaréis mucho más a gusto.

Todo aquello que ya no sirva, como por ejemplo juguetes o ropa de los niños que ya se ha quedado pequeña, puedes regalarlo o donarlo a personas que sí que lo necesiten. De este modo conseguirás obtener un beneficio personal y ayudar a los demás.