Entradas

¿Cómo reforzar la memoria?

La memoria es como la musculatura, si no la fortalecemos y no reparamos en ella cada vez está más débil y más atrofiada. Por eso, es importante tomar medidas efectivas con antelación para que en la vejez consigamos estar activos tanto a nivel físico como a nivel mental. Trabajar la memoria nos permitirá evitar despistes, ser más productivos, más enérgicos y despiertos, tomar mejores decisiones y evitar o disminuir la aparición de enfermedades tan perjudiciales como el Alzheimer. Existen empresas especializadas en el servicio domestico a domicilio, que se ocupan de llevar a cabo un cuidado asistencial en personas mayores con este tipo de demencias.

Consejos para cuidar de tu memoria

  • Comer bien. Llevar una dieta saludable y equilibrada es uno de los puntos más importantes, porque los alimentos ricos en fósforo (yema de huevo, pescado azul, almendras, productos lácteos…), potasio (aguacate, plátano, naranjas, germen de trigo…) y magnesio (pipas de girasol, cacahuetes, cereales integrales…) nutren al cerebro para que funcione a buen ritmo.
  • Existen sustancias específicas para fortalecer la memoria que se componen de antioxidantes como el té verde, el gingseng o el orégano, este último es muy bueno para la circulación sanguínea en el cerebro
  • Mantén activo tu interés. Si hacemos cosas que nos gustan o nos interesan ayudaremos mucho a nuestra memoria, porque siempre mantenemos más activo nuestro interés y nuestra concentración en aquellas cosas que nos llaman la atención. Puedes hacerlos a través del teatro, las manualidades, los museos, las películas…
  • Un momento para relajarse y conectar con nosotros mismos, para fortalecer las áreas de la corteza cerebral que se ocupan de la atención y de procesar los estímulos sensoriales externos. Y también podrás lidiar mejor con el estrés y las malas energías.
  • Pide ayuda. Si has llegado a la vejez y crees que necesitas de ayuda especializada siempre puedes contratar un servicio doméstico, que te ayude con los ejercicios para reforzar tu memoria.
  • El ejercicio físico será otro de tus grandes aliados, porque ayuda a mejorar la oxigenación del cerebro y como dice el dicho “mens sana in corpore sano”.
  • Sal de tu zona de confort. Una recomendación que puede ir desde hacer el viaje de tus sueños a tirarte en paracaídas o ponerte pequeños retos en tu día a día como por ejemplo realizar tus tareas diarias con la mano izquierda o con aquella mano que te cueste más. Es una manera genial de esforzarte y de hacer trabajar a tu cerebro de una forma divertida y eficaz.
  • Utilizar la escritura para crear letras de canciones, listas, evocar recuerdos… Cosas que te hagan pensar y poner en marcha tu memoria.
  • Para que nuestro cerebro trabaje bien es imprescindible que le demos un descanso de calidad. Unas horas sagradas para que repose toda la información que acumula y que trabaje con total productividad cuando estemos despiertos.

Entra en nuestra página web para descubrir todas las claves de nuestro servicio doméstico a domicilio y conocer un poco más acerca de nuestra empresa. En HPS encontrarás un servicio doméstico de gran calidad pensado para mejorar la calidad de vida de todas aquellas personas que lo necesiten.

Alimentos claves para mejorar la memoria en las personas de la tercera edad

Nuestro servicio doméstico tiene muy en cuenta todas aquellas rutinas o hábitos saludables que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida y el bienestar de nuestros mayores, empezando por la nutrición. En HPS sabemos, por nuestra larga y experimentada trayectoria, que todos los factores cuentan para mejorar el cuidado de las personas de la tercera edad, por eso hoy queremos hablarte de todos aquellos alimentos que cuidan de la memoria de las personas mayores, para ayudar a prevenir enfermedades como el alzheimer, el parkinson, la esclerosis lateral amiotrófica, etc.

Alimentos que alimentan la memoria

Los alimentos para ancianos deben proporcionar glucosa, hidratos de carbono, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales necesarios para cuidar y estimular su cerebro. Siempre teniendo en cuenta las necesidades especiales de cada persona, tal como hacemos en nuestro servicio doméstico con las personas diabéticas, por ejemplo.

La glucosa es una fuente de energía muy importante y la podemos encontrar en los hidratos de carbono. Las proteínas, por su parte, construyen músculo y aportan aminoácidos esenciales que ayudan a hacer funcionar el cerebro. Por otro lado, las grasas saludables se ocupan de proporcionar la nutrición a las células y las vitaminas y minerales estimulan los procesos metabólicos. Los alimentos específicos para alimentar la memoria en nuestros mayores son el salmón, que contiene una gran dosis de omega 3; Semillas de girasol y arándanos, que aportan vitamina E, lo que supone la dosis necesaria de antioxidantes; Carne magra, para prevenir enfermedades relacionadas con la memoria mediante su aporte de hierro; Alimentos integrales, que se ocupan de aportar la dosis de ácido fólico y vitamina B6 necesaria; Nueces de la Índia y Almendras, que contienen ácidos omega 3, omega 6, vitaminas B6 y E y las zarzamoras, que ayudan a conservar el equilibrio, la memoria y la coordinación motora de las personas mayores, gracias al vínculo con las funciones neurológicas y motoras.

Las zanahorias también son alimentos muy importantes para proteger la memoria, porque favorecen la circulación sanguínea en el cerebro y cuentan con un alto contenido en nitritos que permite mejorar el flujo sanguíneo, sobre todo en las zonas del cerebro que cuentan con poca oxigenación. Lo mejor es adaptar la dieta a cada persona, pero siempre de forma equilibrada y obteniendo todos los nutrientes que la persona necesita, tal como hacemos en nuestro servicio doméstico profesional.

En HPS encontrarás un servicio doméstico de cuidado asistencial para personas de la tercera edad de gran calidad, que tiene muy en cuenta todos los aspectos necesarios para mantener la buena salud de cada uno de los pacientes. Desde la nutrición adaptada a el acompañamiento, los hábitos saludables, la realización de tareas o gestiones y, sobretodo, el trato empático y  humano que siempre tenemos con todos y cada uno de nuestros mayores.