Entradas

Beneficios del yoga en la tercera edad

Una cuidadora de ancianos que comparte muchas horas al lado de una persona mayor sabe qué tipo de prácticas pueden ayudar a estas personas para conseguir una mayor calidad de vida y, sin duda, el ejercicio físico es una de ellas. En nuestro servicio doméstico, la cuidadora de ancianos procura ayudar al paciente en todo lo posible en cuanto a tareas domésticas, pero también en recomendar buenos hábitos, fomentar la autonomía de la persona, acompañarla y todos aquellos aspectos que pueden beneficiar, y mucho, en la calidad de vida de esa persona.

Hoy queremos hablarte del yoga y de los beneficios físicos, mentales y emocionales que puede proporcionar a las personas de la tercera edad, para que consigan vivir el envejecimiento de la mejor manera posible y sintiéndose en harmonía y paz con su cuerpo y con su mente, siempre adaptando los ejercicios a sus capacidades físicas.

Se ha demostrado científicamente que el yoga puede mitigar muchos problemas que aparecen durante el envejecimiento como la artritis, el insomnio, las enfermedades cardiovasculares, problemas de salud mental, la ansiedad, la depresión…

Beneficios físicos

  • Ayuda a aumentar la flexibilidad y eso es imprescindible para las personas mayores, las cuales van perdiendo cada vez más movilidad y flexibilidad y si no se mueven cada día, su musculatura se va atrofiando. El yoga consigue aumentar la flexibilidad de las articulaciones gracias a efectivos ejercicios de estiramientos.
  • Mejora el equilibrio; Las personas de la tercera edad que practican yoga tienen mejor equilibrio que las que no lo practican y esto se traduce en una mejor salud, ya que es menos probable que sufra caídas y que se fracture algún hueso.
  • Mantiene la masa muscular; El hacer este tipo de deportes permite mantener la forma y la masa del músculo, el cual necesita de este refuerzo para no quedar flácido y perder masa.
  • Mejora el funcionamiento del sistema respiratorio, porque enseña a respirar correctamente y de forma más consciente, permitiendo una mayor relajación, alivia algunas enfermedades respiratorias y crea un proceso de oxigenación más positivo y saludable.
  • Se obtiene una mejor corrección postural que permite mejorar el bienestar de la persona.

Beneficios psíquicos y emocionales

  • La práctica regular de yoga permite mejorar la memoria en las personas mayores y minimiza los problemas cognitivos y emocionales.
  • Mejora el estado de ánimo, tan importante en la tercera edad, gracias al aumento de la serotonina.
  • Reduce el estrés, gracias a los estiramientos, las respiraciones y la relajación corporal y mental.
  • Mejora la calidad del sueño, ya que la producción de la serotonina también sirve para aumentar la melatonina.
  • También ayuda a concentrarse y relajarse con más facilidad, porque el cuerpo y la mente están en harmonía.

Si además de hacer yoga quieres contar con la ayuda profesional en casa de una cuidadora de ancianos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podremos elegir la mejor cuidadora de ancianos para hacer de tu envejecimiento una nueva y positiva etapa de tu vida.

Las manualidades fomentan un envejecimiento activo

Muchas personas llegan a la vejez un poco desorientadas, sin saber muy bien cómo afrontar esta etapa y pensando que no sabrán cómo ocupar tantas horas del día, porque no tienen muchas aficiones y como ya no trabajan creen que van a aburrirse y a desperdiciar el tiempo.

Desde nuestra empresa, especializada en el servicio doméstico en Cerdanyola, queremos darte una solución perfecta para ocupar de una forma activa tu tiempo y son las manualidades o los trabajos artesanales. Son actividades que dan mucho de sí y que pueden llevarse a cabo con diversas prácticas y, lo que es más importante, aportarán grandes beneficios a tu cuerpo y también a tu mente.

Mejoran la autonomía y  mejoran el estado de ánimo

Como especialistas en el servicio doméstico en Cerdanyola podemos garantizar que un envejecimiento activo es la clave para aumentar la calidad de vida y el bienestar de las personas de la tercera edad tal como hace la artesanía, la cual refuerza muchas de nuestras capacidades para que no se queden dormidas. Realizar acciones artesanales no es solo una afición para algunos, si no que es una actividad más que recomendable para cualquier persona, ya que mejoran la estimulación cognitiva, la psico-motricidad y también puede fomentar la sociabilización, ya que podemos apuntarnos a cursos, talleres o ir a centros cívicos en los que poder compartir experiencias y conocer a personas nuevas que nos alentarán y nos motivarán para conseguir nuevos retos e ilusiones.

Como expertos en el servicio doméstico en Cerdanyola sabemos que todas aquellas actividades, como las manualidades,  en las que se precisa de concentración y atención, además de una buena coordinación con nuestras manos, representan una gran ventaja para fomentar nuestra autonomía y capacidades físicas y psíquicas durante la etapa de envejecimiento. Las manualidades son una terapia ideal para ocupar la mente, relajarnos, concentrarnos y tener nuevos propósitos o metas por cumplir, ya que podemos sentirnos útiles realizando objetos de decoración, prendas de ropa, mobiliario… y regalarlo a nuestros familiares y amigos, aportando un toque emocional y un valor añadido a este objeto y sintiéndonos más útiles y más valorados. Las actividades artesanales también mejoran nuestra autoestima y el ánimo, al ver que seguimos siendo capaces de hacer cosas bonitas y que podemos acabar cosas de una forma satisfactoria.

A nivel físico trabajamos los movimientos finos y las manos, porque normalmente son actividades que realizamos sentados; A nivel funcional nos ayudan a mejorar las actividades básicas e instrumentales de nuestro día a día; A nivel psicológico trabajamos aspectos tan importantes para prevenir el deterioro como la concentración, la memoria , la atención o la secuenciación (como cuando hacemos ganchillo que tenemos que ir intercalando puntos); A nivel emocional influye en nuestra autoestima y mejora el estado de ánimo, por la satisfacción de hacer realizado el trabajo con éxito por nosotros mismos; A nivel social fomenta el trabajo en equipo y crea un clima distendido entre personas que comparten gustos y aficiones. Las manualidades pueden ser muchas, como por ejemplo tejer, fabricar objetos de barro, pintar cuadros u objetos, realizar objetos de mimbre, crear joyas, hacer punto, crear piezas de madera, etc.

Como especialistas en el cuidado de personas mayores, mediante nuestro servicio doméstico en Cerdanyola, queremos animarte a realizar trabajos artesanales y disfrutar de todas y cada una de sus ventajas, además de descubrir  nuevas y divertidas aficiones para poner en práctica en tu día a día.

La importancia de un envejecimiento activo

El envejecimiento activo, según la OMS, es el proceso por el que se optimizan las oportunidades del bienestar social, físico y mental durante toda la vida, con el fin de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida durante el envejecimiento.

El envejecimiento no tiene por qué ser un momento de deterioro o de tristeza, sino más bien una nueva etapa en la vida en la que es necesario tener rutinas y organizar bien el tiempo, para aprovecharlo de la mejor manera posible. Lo mejor es apostar por hacer cosas que realmente nos hagan feliz. El envejecimiento activo apuesta por llenar esta etapa de actividad, retos y nuevas experiencias.

En HPS ofrecemos un servicio doméstico a personas mayores, para ayudarles en todo lo que necesiten y sumarnos a esta nueva etapa de su vida, en la que pueden seguir haciendo muchas cosas, obteniendo la ayuda adecuada siempre que lo necesiten.

4 pasos para conseguir un envejecimiento activo

  • Hacer actividad física. Es imprescindible mantenerse en forma y hacer actividad física de forma diaria, ya sea caminando, bailando o yendo en bici. Lo importante es crear una rutina que nos permita seguir en movimiento y recibiendo todos los beneficios que aporta el deporte a nuestro cuerpo y nuestra mente. Es la mejor manera de llegar a la vejez de la forma más saludable posible.
  • Tener contacto con la naturaleza. Es un factor imprescindible que nos hace sentir vivos y conectados. Para las personas mayores, salir al aire libre es algo casi medicinal, porque aporta muchos beneficios al organismo como la vitamina D, tan importante para la salud de los huesos. Oír cantar a los pájaros o respirar aire puro ayuda a los ancianos a sentirse relajados y llenos de vida. Las empleadas del hogar de HPS realizan un servicio doméstico de atención a las personas mayores, en el que acompañan al paciente donde necesite, a pasear, hacer la compra, gestiones, etc.
  • Cuidar nuestra salud. Dejar de lado hábitos nocivos como el tabaco, el alcohol, azúcares o grasas, para mantenernos sanos por dentro y por fuera, durante el mayor tiempo posible. Los hábitos saludables son imprescindibles para evitar posibles patologías en la vejez.
  • Mantener relaciones sociales afectivas con amigos, pareja y familia. Es quizás el punto más importante de todos. Mantener conversaciones con amigos, pasear o ir a comer fuera con la pareja, con los hijos o con personas con las que mantienes buena relación, ayuda a sentirse feliz, útil, motivado e ilusionado. Desde HPS siempre realizamos una labor muy importante de acompañamiento a las personas mayores a través de nuestro servicio doméstico, para suplir este tipo de carencias en los casos en los que la familia no puede hacerse cargo de esta persona.

En HPS ofrecemos un servicio doméstico de atención domiciliaria a personas de la tercera edad, siempre con la filosofía de mantener un envejecimiento activo, apostando siempre por el bienestar y la salud de los mayores, permitiéndoles la máxima autonomía y creando una relación empática y comprensiva en todo momento.