Entradas

¿Qué debe ofrecer una cuidadora a domicilio?

Cuando una persona mayor necesita una ayuda adicional en su día a día, para poder mantener una mayor calidad de vida, se presentan tres opciones posibles: Ir a vivir a una residencia de ancianos, trasladarse a la casa de un familiar o contratar el servicio de una cuidadora a domicilio. Dado que la mayoría de personas prefieren seguir viviendo en su casa, la cuidadora a domicilio se convierte en la opción más demandada, ya que trata de una persona especializada en el cuidado de personas mayores que puede convertirse en la mejor ayuda, siempre que se trate de una persona cualificada y profesional, con gran experiencia en el sector.

Cuando las necesidades de la persona anciana están bien definidas la cuidadora sabrá cómo actuar en todo momento y como facilitar, siempre que pueda, el bienestar y la calidad de vida de la persona mayor. Puede ocuparse de realizar tareas del hogar, de acompañamiento, de higiene y aseo, de movilidad, etc.

¿Qué tareas puede realizar una cuidadora a domicilio?

  • Ayudar con los desplazamientos
  • Realizar tareas domésticas
  • Ayudar con la higiene y el aseo personal
  • Fomentar la autonomía en todas las tareas que el anciano pueda realizar
  • Preparar comida o dietas específicas
  • Acompañar a la persona a hacer gestiones o recados
  • Controlar el seguimiento de la toma de medicamentos
  • Favorecer la comunicación

Desde HPS siempre hacemos un seguimiento de cada una de nuestras cuidadoras, desde el primer día, porque queremos ser conocedores de primera mano de cómo está viviendo este proceso, tanto nuestras trabajadoras como el cliente. De esta manera podemos explicar a los familiares, con total conocimiento, qué mejoras ha obtenido el paciente, cómo se está llevando a cabo el proceso, etc.

¿Qué requisitos debe cumplir la cuidadora?

Para asegurarte de que cuentas con la persona adecuada lo mejor es contratar los servicios de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas de la tercera edad. Porque te aseguras que la cuidadora a domicilio ha seguido un proceso de selección, está contratada y asegurada de forma legal y tienes una garantía fiable de que se llevará a cabo el trabajo.

Las cualidades que debería tener cualquier cuidadora a domicilio son la empatía, una actitud amable y paciente, intuición y reacción rápida ante los imprevistos que puedan surgir, ser puntual, ser honesta y transparente, autocrítica, respetuosa, altruista y optimista.

En las empresas de cuidado de mayores a domicilio encontrarás diversas opciones. En HPS te ofrecemos un servicio personalizado con el que podrás contratar una cuidadora por horas, por días o bien de forma ininterrumpida, durante las 24 horas. Según las necesidades de cada cliente, desde HPS proponemos una u otra solución.

Ayudas técnicas que facilitan la autonomía

A través de centros de servicios sociales o tiendas especializadas, pueden encontrarse herramientas y dispositivos que permiten mejorar el confort y la autonomía de las personas mayores. Las ayudas técnicas que facilitan la autonomía son muy interesantes para todas las personas de la tercera edad, sobre todo para aquellas que se encuentran en situación de dependencia. El servicio doméstico también puede ser una gran herramienta de ayuda para todas estas personas, que necesiten de una persona que les acompañe en su día a día.

¿Qué tipo de herramientas encontramos?

Pueden ser objetos de uso personal, butacas, elementos para el baño y el aseo, bastones, caminadores, muletas, sillas de rueda y todo tipo de elementos que facilitan la movilidad de la persona. Pudiendo encontrar objetos adaptados y personalizados para necesidades especiales como pueden ser camas articuladas, butacas ergonómicas, persianas automáticas, adaptadores para teléfonos, lupas, luces especiales, elementos para hacer gimnasia adaptada, grifo mono mando (para ser utilizado con una sola mano), espejos reclinados, sillas adaptadas para la ducha, asientos abatibles, etc. Gracias a todas estas ayudas, las personas mayores pueden disfrutar de una mayor sencillez en su día a día, una mejor eficacia en el momento de llevar a cabo sus rutinas, evitar riesgos, aumentar su autonomía y sentirse más libres.

También existen elementos de seguridad para la salud de las personas de la tercera edad como son las tele alarmas, es decir, unos botones que al ser apretados conectan directamente con una Central de Urgencias para que haya un aviso directo y rápido para pedir ayuda en caso de necesidad. E un recurso muy útil para proporcionar una mayor seguridad y tranquilidad, obteniendo una respuesta médica profesional de la forma más inmediata posible.

Este tipo de herramientas pueden complementarse, siempre que sea necesario, de un servicio doméstico de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas mayores, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que necesiten una ayuda extra para llevar su día a día de la mejor manera posible. El hecho de contar con la ayuda profesional de un servicio doméstico no implica que no tenga que reforzarse la autonomía. De hecho, una cuidadora permite facilitar tareas que la persona no pueda llevar a cabo o necesite de ayuda para realizarlas, pero sigue fomentando la autonomía de la personas porque es un elemento imprescindible para que se sienta útil, activa y con más autoestima.

El objetivo de un servicio doméstico integral es proporcionar el mayor bienestar a las personas de la tercera edad que así lo precisen, mediante la realización de tareas del hogar, gestiones, recados o actividades del día a día, proporcionar una atención continuada, fomentar el auto cuidado de las personas de la tercera edad, ayudarles a generar rutinas, acompañarlos, etc. Los objetivos del servicio doméstico son muchos pero los más importantes son el apoyo y el acompañamiento.