Entradas

¿Es cierto que el estrés acelera el envejecimiento?

El estrés es perjudicial para nuestro organismo. Nos aporta nervios, dolores de cabeza, dolores de barriga, ansiedad, desequilibrios hormonales y emocionales, etc. Todas estas consecuencias negativas sumadas a muchas otras que nos quedan por mencionar, hacen que aceleremos el envejecimiento, porque dicho claramente el estrés nos “desgasta antes de tiempo”. En HPS nuestro trabajo es cuidar a ancianos y sabemos que el estrés no aporta nada bueno, ni en la tercera edad ni en la juventud. Por eso hoy queremos explicarte porqué es importante no estresarse y saber cómo combatir el envejecimiento prematuro. Nos dedicamos a cuidar a ancianos y podemos asegurarte que las personas que saben gestionar el estrés se mantienen mucho más sanas que las que no lo hacen, de modo que es importante prestar atención a este aspecto.

¿Qué hábitos saludables podemos hacer para prevenir el envejecimiento por estrés?

  • Alimentación rica en hoja verde y fibra, cereales integrales, grasas saludables, carnes blancas y pescado.
  • Realizar ejercicio físico cada día y, a ser posible, en el exterior para hacer actividad al mismo tiempo que despejamos nuestra mente mirando el entorno y respiramos aire puro
  • Descansar bien por la noche, durante al menos 7 horas, para que la mente descanse y el cuerpo también. Si tienes problemas para conciliar el sueño prueba a huir de las pantallas dos horas antes de irte a dormir y ponte a meditar, hazte un baño o ponte a leer, verás como empiezas a dormir mejor. Siempre puedes ayudarte de soluciones naturales como la valeriana o la tila.
  • Sentirnos vivos y querernos más. A veces somos nuestros peores enemigos y nos hablamos de malas maneras a nosotros mismos y eso también afecta a un envejecimiento prematuro. Es primordial que nos queramos más y creamos en nosotros, para sentirnos seguros y fuertes ante la vida.
  • Actitud positiva. Siempre habrá adversidades pero nuestra actitud puede ayudarnos a superar prácticamente todas ellas, porque nos permitirá hacer pasos hacia adelante y a ver el vaso medio lleno, siempre.
  • Gestionar bien el tiempo que tenemos, organizando prioridades reales y no perder el tiempo en cosas que no nos aportan nada en absoluto.
  • Solucionar temas pendientes. El hecho de encallar problemas o tareas pendientes que nunca se realizan solo crea estrés y frustración. Ordena tus prioridades y ves zanjando temas.
  • Cuida tus relaciones sociales y nútrete de ellas como ellas lo hacen de ti. Tener amigos y confidentes con los que pasar buenos momentos, conversar, reír o llorar nos libera muchísimo y nos hace sentir bien y queridos.

Si lo que te estresa es que tienes a cargo un familiar, pero no puedes abarcar todo el cuidado que necesita, te aconsejamos contactar con una empresa especializada en cuidar a ancianos como hacemos en HPS. Contamos con una larga y experimentada trayectoria en este sector y el hecho de cuidar a ancianos nos hace sentir bien y lo hacemos de forma vocacional desde hace muchos años, porque sabemos que estamos ayudándolos en su día a día y  que podemos mejorar su calidad de vida de una forma eficiente y profesional.

¿Cómo debe ser un cuidador de personas mayores?

Un cuidador de personas mayores debe ser alguien especial, alguien que sea realmente consciente de las necesidades especiales que pueden necesitar las personas de la tercera edad.

Un cuidador de personas mayores debe saber que además de ayudar a estas personas a tareas físicas o de movilidad, es igual o más importante prestar atención al acompañamiento, al trato empático y humano y a sentirse autónomo.

10 reglas básicas

  • Es una profesion vocacional, sin duda, ya que debes contar con una serie de cualidades innatas para relacionarte con los demás, atenderles de forma empática, tener paciencia, etc.
  • Ser una persona empática, para saber ponerse en el lugar de la persona mayor a la que estamos atendiendo, tratándola con normalidad y respeto. Sabiendo que se encuentra en una situación más frágil o delicada. Es imprescindible mostrar el lado más humano poniendo la atención en la situación de vulnerabilidad que está viviendo, pero rompiendo la distancia para conseguir un trato cercano y familiar.
  • Ser una persona servicial y resiliente, estando disponibles cuando la persona mayor lo necesite, sean cuidado físicos o necesidades de escucha o conversación. Es muy importante ser generoso y estar siempre con una actitud positiva.
  • Ser paciente; La paciencia es imprescindible en estos casos, para no volvernos demasiado exigentes y entender la situación de cada persona. Junto con la tolerancia y la comprensión, la paciencia es una de las cualidades más importantes para resolver con eficacia cualquier tipo de conflicto que pueda ocasionarse.
  • Tener inteligencia emocional: Si el cuidador es psicológicamente estable y sabe gestionar las emociones, podrá ser un gran cuidador porque sabrá mantener la calma en cualquier situación y eso siempre es positivo para ambas partes, para afrontar cualquier situación con la mayor entereza posible.
  • Saber comunicarse. El cuidador de personas mayores tiene que saber comunicarse con el anciano, sabiendo cómo dirigirse a él y escuchándole activamente. La comunicación y la observación de las personas de la tercera edad nos pueden ayudar a identificar síntomas de algunas patologías como puede ser la depresión, la demencia, etc.
  • Buen estado físico; Si el cuidado tienen un buen fondo físico hará ciertas tareas con mayor destreza y la persona mayor también se sentirá más segura.
  • Transmitir energía positiva; Ser positivo y generar buen humor es igual o más importante que ayudarle en sus tareas diarias. Le permitirás ser más feliz y sentirse más vivo
  • Fomentar el envejecimiento activo. Si el cuidador promueve la autonomía del anciano, el movimiento y le anima a hacer manualidades o practicar aficiones que le gustan, salir a caminar o a tomar el sol, la persona mejorará su bienestar y su calidad de vida.
  • Ser flexible. Es posible que las necesidades especiales de la persona vayan cambiando y necesitará que el cuidador se vaya adaptando a las nuevas situaciones.

Si te interesa encontrar un cuidador de personas mayores capacitado con todas estas cualidades no dudes en llamarnos, en HPS llevamos muchos años dedicándonos al cuidado asistencial de personas de la tercera edad.

Las ventajas de contratar legalmente el servicio doméstico

El servicio doméstico en Sabadell, es una solución para muchas familias que no tienen el tiempo suficiente como para encargarse del hogar o por ejemplo para ayudar a cuidar a las personas mayores, las cuales no se pueden valer por ellas mismas. Pero lo cierto, es que hoy en día existe un grave problema relacionado con este sector, y es que muchas familias contratan este servicio de forma ilegal, por lo que puede llegar a tener muchas consecuencias muy graves tanto para los empleados como para los empleadores, así que por este motivo, en el nuevo artículo de hoy queremos hablaros de todos los beneficios que obtendréis ambas partes al contratar el servicio doméstico en Sabadell, desde una empresa como la nuestra.

Contrata el servicio doméstico desde nuestra empresa de Sabadell y disfruta de todos estos beneficios

Vamos a comenzar hablando del empleador que contrata un servicio doméstico en Sabadell, el cual si lo hace de forma legal podrá disfrutar de muchos beneficios como por ejemplo que el proceso de contratación será muy sencillo y podrá escoger entre diversas modalidades de contrato, para encontrar la que más se adapta a sus necesidades, y todo esto siempre con la seguridad de que obtendrá un servicio con unas garantías de calidad, ya que de forma ilegal, estas garantías no son posibles.

Para los empleados también tiene muchos más beneficios, principalmente que tendrán todos los derechos igual que cualquier trabajador, ya que de lo contrario no tendrían ningún derecho, como por ejemplo en caso de quedarse embarazada, podrá coger la baja y recibir dinero durante ese período en el que no trabaja, de la misma forma también tendrá derecho a vacaciones, sin que al empleador le afecte, ya que puede contar con una persona sustituta.

El trabajador o la trabajadora también tendrá derecho a un subsidio por incapacidad temporal en caso de tener un accidente o una enfermedad, así como el derecho a tener dos pagas extras anuales y en caso de que jubile, al haber estado cotizando en la seguridad social, les quedará una paga mucho mayor que si hubieran trabajado toda la vida o unos años sin contrato.

Como veis todo son ventajas para todas las partes, por lo que si necesitáis cualquier tipo de servicio doméstico en Sabadell, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, ay que estaremos encantados de poderos ayudar, además contamos con una gran variedad de servicios que seguro que se adaptan a las necesidades que tenéis en vuestra familia, siempre de la mano de auténticos profesionales del sector, los cuales tienen todas las capacidades para realizar estas funciones.

¿Qué debe ofrecer una cuidadora a domicilio?

Cuando una persona mayor necesita una ayuda adicional en su día a día, para poder mantener una mayor calidad de vida, se presentan tres opciones posibles: Ir a vivir a una residencia de ancianos, trasladarse a la casa de un familiar o contratar el servicio de una cuidadora a domicilio. Dado que la mayoría de personas prefieren seguir viviendo en su casa, la cuidadora a domicilio se convierte en la opción más demandada, ya que trata de una persona especializada en el cuidado de personas mayores que puede convertirse en la mejor ayuda, siempre que se trate de una persona cualificada y profesional, con gran experiencia en el sector.

Cuando las necesidades de la persona anciana están bien definidas la cuidadora sabrá cómo actuar en todo momento y como facilitar, siempre que pueda, el bienestar y la calidad de vida de la persona mayor. Puede ocuparse de realizar tareas del hogar, de acompañamiento, de higiene y aseo, de movilidad, etc.

¿Qué tareas puede realizar una cuidadora a domicilio?

  • Ayudar con los desplazamientos
  • Realizar tareas domésticas
  • Ayudar con la higiene y el aseo personal
  • Fomentar la autonomía en todas las tareas que el anciano pueda realizar
  • Preparar comida o dietas específicas
  • Acompañar a la persona a hacer gestiones o recados
  • Controlar el seguimiento de la toma de medicamentos
  • Favorecer la comunicación

Desde HPS siempre hacemos un seguimiento de cada una de nuestras cuidadoras, desde el primer día, porque queremos ser conocedores de primera mano de cómo está viviendo este proceso, tanto nuestras trabajadoras como el cliente. De esta manera podemos explicar a los familiares, con total conocimiento, qué mejoras ha obtenido el paciente, cómo se está llevando a cabo el proceso, etc.

¿Qué requisitos debe cumplir la cuidadora?

Para asegurarte de que cuentas con la persona adecuada lo mejor es contratar los servicios de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas de la tercera edad. Porque te aseguras que la cuidadora a domicilio ha seguido un proceso de selección, está contratada y asegurada de forma legal y tienes una garantía fiable de que se llevará a cabo el trabajo.

Las cualidades que debería tener cualquier cuidadora a domicilio son la empatía, una actitud amable y paciente, intuición y reacción rápida ante los imprevistos que puedan surgir, ser puntual, ser honesta y transparente, autocrítica, respetuosa, altruista y optimista.

En las empresas de cuidado de mayores a domicilio encontrarás diversas opciones. En HPS te ofrecemos un servicio personalizado con el que podrás contratar una cuidadora por horas, por días o bien de forma ininterrumpida, durante las 24 horas. Según las necesidades de cada cliente, desde HPS proponemos una u otra solución.

Ayudas técnicas que facilitan la autonomía

A través de centros de servicios sociales o tiendas especializadas, pueden encontrarse herramientas y dispositivos que permiten mejorar el confort y la autonomía de las personas mayores. Las ayudas técnicas que facilitan la autonomía son muy interesantes para todas las personas de la tercera edad, sobre todo para aquellas que se encuentran en situación de dependencia. El servicio doméstico también puede ser una gran herramienta de ayuda para todas estas personas, que necesiten de una persona que les acompañe en su día a día.

¿Qué tipo de herramientas encontramos?

Pueden ser objetos de uso personal, butacas, elementos para el baño y el aseo, bastones, caminadores, muletas, sillas de rueda y todo tipo de elementos que facilitan la movilidad de la persona. Pudiendo encontrar objetos adaptados y personalizados para necesidades especiales como pueden ser camas articuladas, butacas ergonómicas, persianas automáticas, adaptadores para teléfonos, lupas, luces especiales, elementos para hacer gimnasia adaptada, grifo mono mando (para ser utilizado con una sola mano), espejos reclinados, sillas adaptadas para la ducha, asientos abatibles, etc. Gracias a todas estas ayudas, las personas mayores pueden disfrutar de una mayor sencillez en su día a día, una mejor eficacia en el momento de llevar a cabo sus rutinas, evitar riesgos, aumentar su autonomía y sentirse más libres.

También existen elementos de seguridad para la salud de las personas de la tercera edad como son las tele alarmas, es decir, unos botones que al ser apretados conectan directamente con una Central de Urgencias para que haya un aviso directo y rápido para pedir ayuda en caso de necesidad. E un recurso muy útil para proporcionar una mayor seguridad y tranquilidad, obteniendo una respuesta médica profesional de la forma más inmediata posible.

Este tipo de herramientas pueden complementarse, siempre que sea necesario, de un servicio doméstico de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas mayores, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que necesiten una ayuda extra para llevar su día a día de la mejor manera posible. El hecho de contar con la ayuda profesional de un servicio doméstico no implica que no tenga que reforzarse la autonomía. De hecho, una cuidadora permite facilitar tareas que la persona no pueda llevar a cabo o necesite de ayuda para realizarlas, pero sigue fomentando la autonomía de la personas porque es un elemento imprescindible para que se sienta útil, activa y con más autoestima.

El objetivo de un servicio doméstico integral es proporcionar el mayor bienestar a las personas de la tercera edad que así lo precisen, mediante la realización de tareas del hogar, gestiones, recados o actividades del día a día, proporcionar una atención continuada, fomentar el auto cuidado de las personas de la tercera edad, ayudarles a generar rutinas, acompañarlos, etc. Los objetivos del servicio doméstico son muchos pero los más importantes son el apoyo y el acompañamiento.

Pérdida del apetito, un problema muy común en las personas mayores

Hoy queremos abordar un tema que preocupa a muchas familias y es la pérdida de apetito en las personas mayores. Un hecho que se produce frecuentemente y que muchas veces es una señal de alarma, pero muchas otras sólo indica un síntoma natural del proceso de envejecimiento.

Una cuidadora de ancianos como las que trabajan para nosotros, en HPS, sabe perfectamente que en la tercera edad aparecen muchos cambios físicos y mentales y uno de ellos es la pérdida de apetito. En muchos casos es debido a que las personas mayores de 80 años presentan alteraciones en su alimentación, porque la actividad física se reduce mucho y las necesidades energéticas del cuerpo y eso se traduce, inevitablemente, en la ingesta de alimentos. Aunque no todas las personas de la tercera edad lo notan de la misma manera y tampoco tiene que venir dado por una única causa, si no que puede tratarse de un síntoma que refleje la aparición de una nueva enfermedad.

El hecho de contar con los servicios profesionales de una cuidadora de ancianos puede ayudar a muchas personas mayores a llevar unos buenos hábitos alimenticios, porque hay alguien que está pendiente de ellos y se ocupa de proporcionarle una dieta equilibrada y adaptada a sus necesidades.

Teniendo en cuenta que el envejecimiento hace que perdamos propiedades en el gusto y el olfato, es necesario adoptar medidas y consejos prácticos para conseguir que las personas mayores recuperen el apetito o bien que ingieran la cantidad de alimentos que necesitan para mantenerse en un estado saludable.

¿Cómo motivar el apetito de nuestros mayores?

Una cuidadora de ancianos puede solucionar este problema, porque sabe a lo que se enfrenta y porque puede realizar un seguimiento más continuado que cualquier familiar del anciano, que no puede estar presente durante todo el día. Por eso es interesante contar con la ayuda de una empresa especializada en la asistencia y el cuidado de personas mayores como HPS.

Para motivar a nuestros mayores a recuperar el apetito, aquí os damos algunos consejos prácticos:

  • Lo más recomendable es que coman poca cantidad pero de forma frecuente, de cinco a seis comidas diarias.
  • Prestar atención a sus gustos. Si decides contratar una cuidadora de ancianos podrá ayudarte con todo este tipo de tareas, para conseguir crear unas rutinas saludables en su alimentación, para conseguir una dieta nutritiva, equilibrada y personalizada.
  • Si se incluyen alimentos que le aporten energía y variedad de nutrientes le permitirá alimentarse de una forma fácil y equilibrada. Una opción puede ser un tentempié de yogur natural con fruta fresca, un jugo de verdura y fruta, añadir especias a la comida para que resulte más sabrosa y apetecible, etc.
  • También pueden completarse las comidas con una bebida nutritiva, que aporte vitaminas, minerales y/o proteínas, para que ingiera la cantidad que necesita de todos estos elementos
  • Es conveniente que no abusen de la fibra, porque es muy saciante y fomentará la falta de apetito.
  • Otra recomendación es que se hidraten después de las comidas, porque si lo hacen durante las comidas se sentirán llenos rápidamente.
  • La temperatura de los alimentos deberá ser templada, porque su estómago lo tolerará mejor que si está muy fría o muy caliente.
  • Adapta las cocciones, sabores y texturas a sus limitaciones a la hora de tragar o masticar

Si necesitas disponer de una cuidadora de ancianos, en HPS estaremos encantados de ayudarte a encontrar la persona ideal.

¿Cómo afronta un familiar el papel de cuidador de una persona con demencia?

La demencia, a diferencia de dolencias o impedimentos físicos, es una enfermedad muy dura que marcará un antes y un después en la vida de quién la padece. Este cambio radical no sólo afectará a la persona en cuestión si no a todos aquellos familiares que le rodean, asumiendo esta nueva etapa con un gran impacto emocional. Hoy en el blog queremos hablar de cómo afrontar esta situación y de cuál es la mejor manera de ayudar a estas personas, teniendo en cuenta cómo esto puede afectar a los familiares.

Para cuidar de la mejor manera a una persona con demencia es necesario estar preparado para ello, porque debe ser algo prácticamente vocacional, es decir, que la persona sepa exactamente a lo que va a enfrentarse. A veces, es la pareja o un familiar cercano es quién decide asumir el papel de cuidador y se entrega en cuerpo y alma a esa persona, pero no todo el mundo está preparado para ello y es completamente respetable. Por eso existen empresas especializadas que pueden ayudarte, como hacemos en home personal services a través de nuestro servicio doméstico de atención a las personas mayores.

Servicio especializado y consciente

En HPS encontrarás un servicio doméstico de atención a la tercera edad especializado, personalizado y completamente adaptado a las necesidades de cada paciente. Contamos con un equipo profesional, formado y preparado para llevar a cabo una atención cuidadosa, empática y eficiente con personas de la tercera edad, teniendo en cuenta las necesidades especiales que puedan tener como es el caso de las personas con demencia. Porque sabemos que en estos casos es muy importante tener una sensibilidad especial, una gran inteligencia emocional y una gran dosis de paciencia basada en la comprensión y la empatía.

Nuestro servicio doméstico permite llevar una vida mucho más confortable a todas aquellas personas mayores que lo necesiten, sea por los motivos que sea. Nuestro servicio doméstico es muy útil y permite que los familiares puedan estar más tranquilos, viendo que el paciente está recibiendo los mejores cuidados y tiene una ayuda especializada siempre que lo necesita.

Desde el servicio doméstico de HPS podemos ayudar al paciente en la limpieza cotidiana, en su higiene y aseo personal, en llevar a cabo recados y gestiones, en tareas del hogar, etc. Pero para nosotros tiene vital importancia la labor del acompañamiento de esa persona, sobre todo si hablamos de casos como la demencia.

Para conocer más detalles acerca de nuestro servicio doméstico y del resto de servicios que podemos ofrecerte, te invitamos a visitar nuestra página web. Podrás conocer un poco más acerca de nuestra historia y valores de empresa y seguir todo lo que publicamos en nuestro blog, donde podrás leer artículos tan interesantes como “La importancia de un envejecimiento activo” o “Cuál es la mejor forma de tratar con personas de la tercera edad”