¿Qué es la astenia primaveral y cómo afecta a las personas mayores?

Los cambios de estación también traen cambios de presión, temperatura y de horas de luz, y todo ello afecta más de lo que pensamos a nuestro estado de ánimo. Con la primavera se alargan los días, comienza el calor y el buen tiempo y son factores positivos que se asocian con el bienestar, pero también se asocian a otras sensaciones no tan positivas, como el cansancio extremo o a un bajo estado de ánimo, además de las alergias. Desde tu empresa especializada en el servicio doméstico para la tercera edad, vamos a explicarte en qué consiste y qué pautas puedes seguir para combatirla.

Los cambios de estación nos afectan más de lo que pensamos. La astenia primaveral es un trastorno que se presenta en los cambios de horario, el cambio de presión atmosférica y las condiciones de luz, ya que modifican nuestra rutina diaria y los días de pronto son más largos, tal y como pasa con la llegada de la primavera. Este trastorno se caracteriza por generar lo siguientes síntomas:

  • Cansancio generalizado
  • Alteración del sueño y dificultades para conciliarlo
  • Energía baja y falta de motivación
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de concentración

¿Cómo combatir este trastorno en la tercera edad?

Mantener una buena hidratación; Aunque no tengamos sed, debemos ir manteniendo el cuerpo y la mente hidratados.

Mantener una dieta saludable rica en vegetales, fruta fresca de temporada, proteína de gran calidad, legumbres y todo aquello necesario para obtener todos los nutrientes necesarios para mantener una buena salud.

La actitud es otro aspecto fundamental, ya que si la persona mayor mantiene una actitud positiva ante la vida todo resulta más fácil y llevadero. La astenia primaveral es temporal, de modo que puede afrontarse con la mejor actitud posible y buscando los remedios más efectivos y menos invasivos posibles. Como especialistas en el servicio doméstico para la tercera edad, podemos garantizarte que la actitud es una parte imprescindible para disfrutar de una buena salud.

Establecer y respetar rutinas; Los horarios de las comidas, de despertarnos o de dormir nos ayudaran a encontrar la estabilidad que necesitamos y adaptarnos a esta nueva época del año. También nos servirá para estar más tranquilos y para conciliar mejor el sueño, regulando así este exceso de cansancio.

El ejercicio físico puede ayudarnos mucho, porque nos hace despejar la mente, estar con un ánimo positivo y feliz y nos permite relajarnos y dormir mejor. El hecho de hacer deporte hará que no entres en una espiral negativa con tanta facilidad y que salgas de casa a aprovechar las horas de luz. Nuestro servicio doméstico para la tercera edad también se basa en promover un envejecimiento activo, de modo que animamos a nuestros clientes a pasear, ir en bici, caminar, ir al gimnasio… Dependiendo de sus capacidades físicas.

Tomar el sol;  El hecho de tomar el sol permitirá que te beneficies de la vitamina D, tan importante para nuestro metabolismo, nuestros huesos y nuestro estado de ánimo. Tomar vitamina D es indispensable para combatir la osteoporosis en personas mayores.

Disfruta de tiempo de ocio. Aprovecha que los días son más largos para hacer cosas que te gustan, aunque sea más tarde. El hecho de no hacer ni mucho frío ni mucho calor invita a pasar más tiempo al aire libre. Como servicio doméstico para la tercera edad sabemos que tomar el aire libre cada día es muy importante, para la salud y el ánimo de las personas mayores. Estas son soluciones muy efectivas, ya que no solo funcionan en las personas mayores, sino que son recomendables para cualquier persona que esté padeciendo astenia primaveral.