¿Por qué es importante seguir tomando calcio en la tercera edad?

El calcio está muy asociado a nuestra etapa infantil, época en la que los niños se están formando y desarrollan sus huesos y todo su cuerpo, pero no debemos abandonarlo nunca, ni siquiera en la tercera edad.

Como especialistas en el servicio doméstico en Barcelona queremos explicarte por qué es importante seguir tomando calcio durante la tercera edad y también qué fuentes de calcio existen, además de los lácteos.

El calcio es el cuarto componente más importante que tenemos en nuestro cuerpo sólo precedido por el agua, las grasas y la proteína, por lo que tener un buen aporte de calcio es realmente indispensable para el buen funcionamiento de nuestros huesos y de nuestro organismo a cualquier edad, sobre todo los niños y las personas mayores.

¿Por qué es necesario en la tercera edad?

El calcio ayuda a mantener los huesos sanos y fuertes, para asegurar el correcto funcionamiento de muchas funciones de nuestro cuerpo, como pueden ser las contracciones musculares, la coagulación de la sangre, la transmisión de los impulsos nerviosos o bien el latido cardíaco, entre otras cosas.

A partir de los 50 años, el consumo de calcio debe aumentar debido al envejecimiento de los huesos y de todas las funciones del organismo. Como especialistas en el servicio doméstico en Barcelona sabemos que muchas personas tienen un déficit de calcio que, en parte, se puede deber a la falta de apetito, pero es importante saber que la absorción de calcio durante la vejez disminuye hasta un 20% en el intestino y esto debe compensarse, teniendo una ingesta más alta de este mineral.

Las personas mayores deberían consumir entre 1.000 y 1.200 gramos de calcio al día, porque si el organismo no recibe y no absorbe la cantidad suficiente extraerá el calcio que le falta de los huesos, lo que aumenta considerablemente el riesgo de sufrir osteoporosis. Es una recomendación que te hacemos desde tu empresa de servicio doméstico en Barcelona, porque sabemos la importancia que tiene la alimentación durante toda nuestra vida para sentirnos mucho más fuertes durante la vejez.

Alimentos ricos en calcio

  • Los lácteos son las fuentes de calcio que más conocemos y es que las tres opciones ofrecen excelentes formas de absorber calcio para los huesos y nuestro organismo, mediante la leche, el queso o el yogur.
  • Las verduras y hortalizas también pueden ser una fuente excelente de calcio, por ejemplo, la col rizada, el brócoli, el berro o la acelga
  • En cuanto a las legumbres las mejores opciones para obtener calcio son las judías blancas, los garbanzos cocidos, las lentejas o la soja
  • Los frutos secos también nos ayudan mediante las almendras, los cacahuetes, los pistachos, las nueces o las avellanas
  • Y si quieres obtenerlo mediante los pescados y los mariscos tienes muchas opciones como por ejemplo las sardinas, anchoas, lenguado, salmón, pulpo, gambas, langostinos o mejillones

Como especialistas en el servicio doméstico en Barcelona te recomendamos tener muy en cuenta las necesidades nutricionales de tus mayores, para que puedan obtener todos los minerales y vitaminas necesarios para que el organismo pueda funcionar a pleno rendimiento y los huesos se mantengan sanos y fuertes.