¿Por qué deberías lavar los platos y limpiar la cocina cada noche?

Está comprobado que tener la casa limpia y ordenada nos permite estar más tranquilos, felices y relajados, obteniendo un mayor confort en nuestro día a día y considerando a nuestra casa como un hogar verdadero.

Cocina, baño y dormitorio, las estancias principales

Una de las rutinas de limpieza doméstica más importante es la de lavar los platos y la cocina antes de irse a dormir, ya que a diferencia de otras estancias de la casa este será, probablemente, el primer sitio al que acudiremos después de nuestra ducha mañanera. Y cuando lleguemos y veamos que hay platos sucios con comida del día anterior, cosas sobre la encimera, platos y vasos por lavar y el suelo lleno de migas y de manchas, os aseguramos de que el día no empezará demasiado bien.

Todas las tareas son importantes, pero no olvidemos que la cocina cuenta con una diferencia respecto al resto de estancias, ya que es el lugar donde guardamos nuestros alimentos, los cortamos, los cocinamos y, en muchos casos, nos los comemos. Es un lugar que debe estar el primero de la lista en la limpieza doméstica.

La cocina es el lugar que debe estar siempre limpio, para obtener una seguridad en nuestra salud alimentaria, así como también sentirnos mejor y más a gusto cocinando o comiendo allí y, al tener todo limpio y ordenado, también es más probable que comas de forma más saludable. Si tu cocina está impecable tendrás más claras tus ideas y propósitos y sabrás cómo llenar tu despensa con alimentos que te hagan feliz y te hagan sentir bien. Con la cocina limpia es mucho más apetecible preparar un bizcocho o unas galletas caseras, una cena romántica, masa de pizza, dejar preparado café o decorar tu cocina con plantas o hierbas aromáticas.

Además de la cocina, la limpieza doméstica debe estar muy centrada en los baños, que es donde realizamos nuestras rutinas de aseo. Por eso es importante tener el inodoro siempre desinfectado y lavar con frecuencia los sanitarios.

El dormitorio dónde dormimos también es primordial, porque es en el lugar, junto a la cocina y el baño, en el que pasamos más horas de nuestro día. Es un lugar que debe estar limpio, libre de ácaros y suciedad y con el menor número de objetos posible, para conseguir la mayor relajación y paz posible. Renueva las sábanas con frecuencia y ventila el espacio unos 15 o 20 minutos al día para que el aire se renueve y entre aire limpio cada día, llevándose la condensación y los malos olores que se hayan podido generar durante la noche.

Si necesitas un servicio de limpieza doméstica profesional contacta con nosotros, en HPS te ofrecemos servicio de a domicilio, para que puedas disfrutar más y mejor de tu tiempo libre.