Okinawa, el pueblo más longevo del mundo

Hoy, como especialistas en servicio doméstico en Barcelona queremos explicarte la historia de Okinawa, un pueblo de Japón en el que viven las personas más ancianas del mundo. Nosotros, como expertos en el servicio doméstico en Barcelona, tenemos  como objetivo descubrir todo aquello que mejore el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores y, por eso, nos interesa mucho hablarte de este lugar.

Es un lugar situado cerca de Taiwán y se ubica en el archipiélago de Ryukyu, una serpiente de fuego volcánico que repta sobre aguas cristalinas de color turquesa. Un lugar único que cuenta con los niveles más bajos del mundo en lo que se refiere a los niveles de las grandes enfermedades crónicas del mundo Occidental y donde el suicidio es algo impensable. La jubilación también es algo que no enfocan de la misma manera que nosotros, porque los centenarios de Okinawa disfrutan de vidas muy activas, de hecho hay profesores de kárate de 97 años.

Cuentan con un 80% menos de ataques cardíacos, el cáncer de mama es algo muy inusual y tienen un 40% menos de cáncer que los occidentales, por lo que su probabilidad de sobrevivir se duplica.

¿Cómo son los okinawenses?

Son personas con sistemas inmunitarios jóvenes, delgados, con elevados niveles de hormonas sexuales y una perfecta salud mental. El equilibrio mental, la actividad física y la alimentación son algunas de las herramientas para conseguir mejorar su nivel de vida.

La dieta  okinawense es equilibrada y está basada en vegetales de hoja verde, pescado, batatas, granos enteros, arroz, algas, cerdo salvaje, fermentados de soja… No consumen azúcar, ni carne roja, ni harinas refinadas y consumen de media unas 1.500 calorías diarias, un 40% menos que un americano.

Su dieta es de bajo nivel calórico pero muy nutritiva y, además, acostumbran a cultivar sus propios vegetales. El consumo de pescado fresco de dos a tres veces por semana, la baja ingesta de sal y infusiones de té verde conforman una dieta altamente recomendable. Además, cultivan más de 460 especies de hierbas con propósitos medicinales y culinarios.

La actividad física es muy importante en su día a día, ya que realizan ejercicios aeróbicos rutinarios como artes marciales y danzas, pasean, cuidan plantas y jardines, reparan aquello que se estropea, realizan sus hobbies preferidos, etc. Tener su día a día ocupado también es otra cuestión clave, ya que la mayoría de okinawenses no se jubilan, si no que enfocan su cotidianeidad a tener una intensa vida social, trabajar en los campos, ayudar en la industria local, etc.

El bajo nivel de estrés es Okinawa es otro factor a tener en cuenta y lo logran a través de la meditación y las creencias espirituales. Estas prácticas junto a su dieta equilibrada y respetuosa con su organismo, les permite disfrutar de una mayor calidad de vida que al resto de mortales.

Por eso, desde tu empresa especializada en el servicio doméstico en Barcelona, te animamos a practicar este modus operandi tengas la edad que tengas, ya que lo mejor es empezar a cuidarse cuanto antes y aprender a conseguir la mayor calidad de vida posible.

Como especialistas en el cuidado de personas mayores a través del servicio doméstico a domicilio en Barcelona podemos asegurarte de que estos buenos hábitos te permitirán vivir una vejez muy saludable y  más autónoma.