¿En qué consiste el método F.A.S.T. y por qué es tan importante para detectar un Ictus?

Hoy, como especialistas en el servicio doméstico en Terrassa, vamos a hablarte de un sistema que te permitirá detectar si la persona que tienes delante está sufriendo un ictus, para poder reaccionar y ayudarle cuanto antes.

Como especialistas en el servicio doméstico en Terrassa, queremos que sepas que en España se produce un ictus cada 6 minutos y que dos de cada tres personas que han padecido esta enfermedad son mayores de 65 años, según afirma la Sociedad Española de Neurología (SEN). El ictus es una enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos, por lo que es una grave amenaza para nuestro cerebro. Es una patología que no puede prevenirse, pero que sí puede tratarse con rapidez para que no provoque grandes secuelas en el paciente, gracias a métodos como F.A.S.T.

El método F.A.S.T

Es un sistema que representa la mejor forma de evaluar, de forma prehospitalaria, si la persona está sufriendo un ictus y detectarlo con la mayor rapidez posible. Como especialistas en el servicio doméstico en Terrassa creemos que es muy importante que todas las personas sean conocedoras de este sistema, con el que podrán ayudar a cualquier persona de su alrededor.

La primera de sus siglas (F) se refiere a (Face-Cara) e indica que es importante hacer sonreír al afectado para observar si desvía la boca hacia un lado determinado. Con esta acción comprobamos si está perdiendo tono muscular.

La segunda sigla (A) se refiere a (Arms-Brazos) y en este caso deberás pedirle que levante cada una de sus extremidades, de forma individual o a la vez, para valorar la forma, altura y extensión con la que lo hace y también tener en cuenta su coordinación.

La tercera sigla (S) hace referencia a (Speech-Lenguaje) e incita a la persona a hablar, para comprobar si existen problemas de entendimiento o de expresión. Si esa persona habla de forma extraña o inteligible será una clara señal de alarma.

La cuarta sigla (T) se refiere a (Time-Tiempo), es el tiempo dedicado a evaluar las pruebas anteriores y llamar a emergencias, para que venga una ambulancia a ayudar al paciente cuanto antes, para explicarles las señales de alarma que has detectado. Deberás realizar este proceso lo más rápido posible, porque las primeras horas son claves para que el ictus no deje graves secuelas en la persona, tanto a nivel cognitivo como físico. En estos casos, mientras esperas la ambulancia es importante estar al lado de la persona, no darle de beber o comer para no alterar la deglución o causar ahogo, mirar que en todo momento esté consciente, etc.

Si vives solo y quieres tener acompañamiento y una ayuda de calidad en tu día a día, con nuestro servicio doméstico en Terrassa podrás conseguirlo, gracias al trabajo experimentado y comprometido de nuestras empleadas del hogar.