¿Cómo se realiza el cuidado de personas con movilidad reducida?

Desde HPS siempre apostamos por un servicio integral, no sólo de limpieza y mantenimiento a domicilio si no que también incluye un servicio doméstico más global que cuenta con el acompañamiento por parte de las empleadas del hogar hacia el cliente, tenga o no movilidad reducida.

Pero hoy queremos hablar sobre el cuidado y la atención especial que deben tener las personas de movilidad reducida, ya que tienen que contar con una empleada del hogar que pueda realizar tareas de limpieza a domicilio, además de todas aquellas tareas que esta persona no pueda desempeñar y ayudarle en todo aquello que necesite.

¿Qué tipo de tareas debe realizar la empleada del hogar?

En muchos casos, la asistenta necesitará objetos o material específico para ayudar a una persona con movilidad reducida, además de conocer muy bien sus rutinas. Por ejemplo conocer el funcionamiento de andadores, sillas de ruedas, cierres o adaptación de puertas o en el baño y todo aquello que el cliente solicite.

De este modo, si la empleada del hogar tiene claro qué tareas debe realizar y cuáles no, todo se hará mucho más cómodo para ambos. No será necesario que el cliente deba repetir constantemente en qué debe ser ayudado o qué es lo que no puede hacer.

En HPS sabemos lo importante que es para nuestros clientes contar con una empleada de limpieza del hogar a domicilio que les transmita confianza y con la que se sientan cómodos. Por eso, para nosotros es igual de importante que realice muy bien las tareas domésticas como que realice una tarea de acompañamiento y apoyo a esta persona, para que sienta un trato humanizado y empático que le permite tener un día a día mucho más fácil y feliz.

¿Cómo levantar a una persona con movilidad reducida?

Entre las tareas que puede realizar una empleada de limpieza del hogar a domicilio también está la de levantar al paciente cuando sea necesario, siempre siguiendo unas pautas de seguridad para ambos para que ninguno de los dos pueda correr ningún tipo de riesgo en su salud física.

En el caso de una persona que se cae de una silla de ruedas, como no tiene movilidad en las piernas, la empleada del hogar deberá utilizar sillas de levantamiento, guías de transferencia o móviles, sistemas de evacuación, etc. Teniendo en cuenta que tendrá los utensilios preparados por si esto pasara.

Pero para esta y otro tipo de tareas específicas, las empleadas del hogar de Home Personal Services ya cuentan con una experiencia previa, que les permite trabajar con total seguridad y confianza, sabiendo qué y cómo deben desempeñar su trabajo, sin poner en riesgo su salud ni la de la persona con la que van a trabajar.