¿Cómo se puede mejorar la incontinencia urinaria en personas mayores?

La incontinencia urinaria se produce cuando la persona pierde el control de su vejiga y esto le provoca pérdidas de orina. Es un problema común en las personas mayores y en las personas con dependencia física, que puede ir desde una pequeña filtración de orina leve hasta la salida descontrolada de la misma. La incontinencia urinaria afecta especialmente a las mujeres, concretamente a una de cada tres a partir de los cincuenta años.

Aproximadamente el 15% de las personas mayores de 75 años lo padecen. El deterioro cognitivo, la obstrucción del sistema urinario, problemas neurológicos, la debilidad de los músculos del esfínter, problemas de próstata o las consecuencias de tomar algún medicamento específico provocan la aparición de la incontinencia urinaria.

Desde HPS trabajamos día a día para que nuestro servicio doméstico sea una manera de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y, por ese motivo, personalizamos nuestro servicio. Como expertos en el cuidado asistencial de personas mayores disponemos de un servicio doméstico, con el que ayudamos a mejorar la vida de estas personas mediante recomendaciones saludables como ejercicios específicos para combatirlos, facilitando el acceso al baño y aplicando medidas higiénicas básicas, para ayudar a normalizar rutinas diarias con el fin de mejorar su calidad de vida.  Por ejemplo estableciendo un horario regular para ir al baño que sea inferior a tres horas, facilitando el acceso del paciente al aseo desde su habitación o su lugar habitual de descanso o vistiendo a esa persona con ropa cómoda y fácil de quitar, para que pueda hacer sus necesidades de la forma más rápida posible en caso de urgencia.

El envejecimiento genera cambios en el organismo; En el aparato urinario, la próstata, la vagina, los músculos del suelo pélvico o el sistema nervioso. Por lo que resulta imprescindible hacer diariamente ejercicios que ayuden a combatir este problema, para conseguir que su día a día sea más cómodo, reforzando adecuadamente su vejiga. Mediante nuestro servicio doméstico podrá contar con una ayuda especializada, con el fin de sentirse acompañado y cuidado en su día a día.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios que mejor funcionan para combatir la incontinencia urinaria son los ejercicios de Kegel, que consisten en la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico. De esta forma se podrá mantener la vejiga, el útero y el recto en la posición idónea para evitar o disminuir las pérdidas de orina.

Estos ejercicios pueden practicarse encima de una pelota de pilates, también llamada Fit Ball, sentado o de pie. Los pasos para conseguirlo son:

  • Contraer, lentamente pero con fuerza, los músculos del suelo pélvico y mantenerlos en tensión durante 5 segundos y después relajarlos. La duración de este ejercicio dependerá del aguante de cada paciente, pero día a día será más fácil ir aumentando esta contracción hasta los 10 segundos.
  • Otra opción es contraer los músculos del suelo pélvico de forma rápida durante algunos minutos, mientras caminas o se realiza alguna otra tarea.
  • Aprovechar el momento de ir a orinar para contraer y reanudar la micción de forma voluntaria, con el fin de conseguir un mayor control sobre la vejiga.

Es muy importante combatir la incontinencia urinaria para evitar la baja autoestima de la persona, la infección de orina o las caídas, por eso desde el servicio doméstico de HPS procuramos personalizar nuestra ayuda a cada paciente, con el fin de ajustarnos a sus necesidades especiales.