¿Cómo hay que cuidar a una persona dependiente?

Cuidar a una persona dependiente es algo que debe afrontarse con un objetivo claro y es el de mejorar la calidad de vida de esta persona, proporcionándole la ayuda que necesita para cubrir sus necesidades vitales y mejorar su bienestar.

Cuidar a una persona dependiente es un gran reto a distintos niveles, como puede ser el social, el familiar y el individual, por eso es más que recomendable contar con la ayuda de un cuidador profesional, que tenga experiencia en este tipo de situaciones y que cuente con todas las habilidades y capacidades para aportar a esta persona el valor añadido que necesita en su vida.

¿Cómo mejorar su vida?

Hay una combinación ganadora para mejorar la vida de estas personas y es contar con un la experiencia y el cuidado asistencial de una cuidadora en su día a día, para conseguir una rutina normal que le permita desarrollarse con la mayor autonomía posible y, por otro lado, la atención y el amor de sus allegados y familiares.

El hecho de contar con un cuidador permite una atención personalizada y unas rutinas hechas a medida para esa persona, en función de sus necesidades y su grado de dependencia, siempre procurando que haya de forma autónoma todo lo que sea posible.

Es imprescindible para estos casos crear un clima de confianza, porque es la manera de conseguir seguridad y complicidad por ambas partes, para saber qué necesita esa persona en cada momento frente a diversas situaciones. El paciente consigue estar más tranquilo, porque siente que tiene la ayuda que necesita en todo momento y percibe una comprensión y una empatía que le hace sentir muy bien.

Además de las tareas domésticas o las rutinas más evidentes, para cuidar a una persona dependiente es importante cargarse de positividad, paciencia, comprensión, calma y centrarse en ofrecerle apoyo cuando lo necesite, fomentar su autonomía, que mantenga el vínculo con el entorno, acompañarle física y moralmente y darle espacio cuando lo necesite.

Si quieres cuidar a una persona dependiente, pero no sabes dónde acudir o cómo encontrar un cuidador de confianza, desde HPS podemos ayudarte. Nos ocuparemos de encontrar el mejor perfil para tu situación y acompañarte durante este proceso, para que todo salga bien.

Para las personas dependientes hay ciertos aspectos que son muy importantes para su bienestar, tales como:

  • Comer de forma equilibrada y descansar bien
  • Una buena comunicación con el cuidador y sus familiares y allegados
  • Rutinas de higiene y potenciar la autonomía en el momento de vestirse.
  • Evitar todo aquello que pueda provocar irritabilidad o cambios en el estado de ánimo. Buscar entornos tranquilos y situaciones confortables.
  • Hacer rehabilitación funcional y estimulación cognitiva
  • Conocer las ayudas económicas que puede adquirir, utilizar los centros especializados de atención y las asociaciones de personas en la misma situación.

Todo ello, junto al trabajo profesional de nuestras empleadas para cuidar a una persona con dependencia, va a conseguir una gran mejora en la calidad de vida del paciente.