¿Cómo afecta el sobrepeso en la tercera edad?

La obesidad y el sobrepeso en los mayores es un problema latente que es necesario evitar, para disfrutar de una mayor calidad de vida durante el envejecimiento. La vida sedentaria, una dieta desequilibrada, la falta de actividad y los malos hábitos acaban generando la obesidad, una enfermedad crónica que se asocia directamente con la aparición de otras enfermedades como dolores articulares o infartos.

Las personas mayores obesas tienen un riesgo mayor del 50% de morir prematuramente, ya que es más fácil que desarrollen diabetes tipo 2, dificultades para respirar (asma, apneas), problemas en las articulaciones (artritis), presión sanguínea alta, enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer. La obesidad también dificulta el movimiento y la autonomía de la persona, haciendo que no pueda realizar su propio aseo o higiene personas y necesite la ayuda de empleadas domésticas especializadas en el cuidado asistencial de personas mayores. De hecho, muchas personas disponen  del cuidado asistencial a domicilio realizado por empleadas domésticas, para tener una ayuda en su día a día y mejorar, considerablemente, su calidad de vida.

¿Cómo puede prevenirse?

Siempre puedes encontrar la ayuda profesional a domicilio de empleadas domésticas, pero muchos factores dependen de la voluntad y la actitud de cada persona para mejorar su autonomía y superarse a sí mismo mediante actividades como:

Movimiento; Es necesario crear rutinas de ejercicio y hábitos saludables como salir a hacer largos paseos, aprovechando la buena temperatura. De esta forma se estiran las articulaciones, se quema grasa, se mejora el ánimo y se pierde peso.

Tener una alimentación equilibrada es imprescindible, porque es la manera de educar el cuerpo y la mente para comer aquello que nos sienta bien y que cubre realmente nuestros valores nutricionales. Por el contrario, el sedentarismo favorece un bajo estado de ánimo y una mala relación con la comida, que muchas veces se utiliza como ansiolítico. Si no tienes la fuerza de voluntad suficiente para hacer una compra saludable, puedes contratar los servicios de empleadas domésticas que te ayuden en este sentido. Hacer comidas pequeñas de forma frecuente, para que el metabolismo trabaje sin tener digestiones pesadas

Sonreír y hacer cosas que nos hagan felices también hace que perdamos calorías, porque estamos emocionados, interesados y mucho más pro activos; Bailar, cantar, ordenar nuestro armario, ir al gimnasio, apuntarnos a un taller…

Meditar; Meditar puede ser también una forma de perder peso, porque es un momento en el que desconectamos, nos relajamos y nos centramos en nosotros mismos, esto se traduce en un mejor estado físico y mental, que nos ayudará a estar mejor y con ganas de hacer más cosas.

Si no tienes dolores graves, te recomendamos evitar el sedentarismo. Opta por ir caminando a los sitios y utilizar la escalera en lugar del ascensor. No pasa nada si vas más lento, lo importante es ejercitar la musculatura y fomentar una vida  activa y saludable.

¿La temperatura corporal varía en función de nuestra edad?

La temperatura de nuestro cuerpo oscila entre los 36,5 y los 37,2 grados, dependiendo de cada persona, pero en la tercera edad la temperatura corporal desciende de forma considerable, bajando unos cuantos grados y se mueve entre los 33,5 y los 35 grados.

A medida que nos hacemos mayores los cambios en el cuerpo cada vez se notan más, porque la piel se adelgaza, tiene una mayor flacidez y el sistema que se ocupa de controlar y regular la temperatura corporal es menos eficiente. Algunas enfermedades como la demencia pueden fomentar los cambios bruscos de temperatura en personas mayores.

Esto quiere decir que las personas mayores deben prestar especial atención a su temperatura, porque tienen mayor riesgo de sufrir una hipertermia o una hipotermia. Un cambio repentino de temperatura en el cuerpo de una persona de la tercera edad puede ocasionar hasta la muerte. Las personas mayores que viven con empleadas domésticas en Sabadell, gozan de una mayor ventaja, porque son personas especializadas en el cuidado asistencial, ya que saben cómo ayudarles a regular la temperatura corporal y cómo actuar en caso de producirse una subida o bajada excesiva de la misma.

Diferencia entre hipotermia e hipertermia

Hipertermia es una temperatura corporal muy alta, cuando asciende a 38 grados. Esto puede deberse a cambios físicos, climáticos, cambios de comportamiento, etc. Algunos síntomas de la hipertermia son la piel seca, el mal humor, los cambios en las pulsaciones, confusión, estrés, etc.

Hipotermia, en cambio, es cuando la temperatura corporal de una persona se encuentra por debajo de los límites y cae por debajo de los 35 grados. Una hipotermia provoca la dificultad de los movimientos, se pierde la capacidad para regular la temperatura del cuerpo y puede crear confusión mental. En los casos más extremos puede provocar el fallo de determinados órganos.

El mecanismo termorregulador de los seres humanos se va modificando con el paso de los años y eso quiere decir que nuestros mayores se exponen a este tipo de descensos de temperatura, por lo que es más que recomendable contar con la ayuda de empleadas domésticas en Sabadell.

Evita los golpes de calor

Ahora que llegan los meses más calurosos de año es importante que nuestros mayores tengan en cuenta algunos consejos, para evitar un golpe de calor. Los cuidadores o empleadas domésticas en Sabadell de HPS saben cómo evitar cuadros de hipertermia, procurando llevar a cabo ciertas medidas preventivas como estas con las personas mayores que lo necesiten.

  • La hidratación es básica para que el cuerpo reciba el líquido y no se deshidrate. Se recomienda beber un mínimo de 1,5 litros de agua diarios.
  • Que la persona mayor lleve una ropa fresca y cómoda, evitando pasear durante las horas de más calor y siempre por la sombra.
  • Llevar gorro, gafas y protector solar
  • Mantener la casa en una temperatura agradable y fresca, ni frío ni calor. Lo ideal es entre 19 y 22 grados
  • Comer comida y fruta fresca, para nutrir al cuerpo con vitaminas y alimentos que refresquen y sean ligeros y fáciles de digerir.

Sigue estos fáciles consejos y disfruta del verano de una forma más segura, gracias a la ayuda profesional de nuestras empleadas domésticas en Sabadell.

¿Cómo pueden mejorar su autonomía las personas mayores con movilidad reducida?

Las personas que pierden o ven reducida su movilidad tienen una gran pérdida de fuerza y de masa muscular, que influye directamente en la capacidad funcional de su autonomía física. El ejercicio físico es la mejor medicina para estas personas, con el que conseguirán fortalecer su musculatura y mejorar su estado de salud y de ánimo. Las empleadas domésticas en Sant Cugat a domicilio, pueden ser de gran ayuda para que las personas con movilidad reducida puedan  hacer estos ejercicios en su casa, con total seguridad.

Ejercicios fáciles y muy útiles que mejoraran su fuerza y equilibrio

  • Para fortalecer los brazos: Coger una goma elástica y separar los brazos de forma horizontal, haciendo una extensión de codo a la altura del pecho con el fin de aumentar la masa y la fuerza de las extremidades superiores. También puede realizarse la apertura en diagonal, manteniendo un extremo de la goma en la rodilla y extender el otro en diagonal.
  • Para fortalecer las piernas: En este caso se recomienda tener ayuda profesional de empleadas domésticas en Sant Cugat, para que presione ligeramente la parte externa de las rodillas, mientras el paciente realiza una extensión de rodilla contra esa resistencia. De este modo se aumenta la masa y la fuerza muscular de los cuádriceps.
  • Ejercicios para los codos: En este caso es recomendable estar sentado con los brazos estirados a lo largo del cuerpo, teniendo una pesa en cada mano. Lo que deberá hacer el paciente es doblar los codos dirigiendo la pesa hacia los hombros y sin separar el codo de su cuerpo. Con este ejercicio conseguirá aumentar la masa y fuerza muscular de los flexores del brazo.
  • Hombro: En este caso también se hace un ejercicio con pesas y consiste en estar sentado, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo, y con una pesa en cada mano intentando elevar las pesas hacia adelante con los codos estirados, hasta que lleguen a la altura de los hombros. Se consigue aumentar la fuerza y la masa muscular de los músculos flexores del hombro. Las empleadas domésticas en Sant Cugat pueden proporcionar una mayor seguridad en la realización de estos ejercicios, para evitar que el paciente se lesiones o realice incorrectamente sus ejercicios.
  • Pies en línea; Este ejercicio se realiza de pié, cerca de una mesa o pared y con la ayuda profesional de empleadas domésticas en Sant Cugat. El objetivo es colocar el talón de un pie en contacto con la punta dl otro pie y hacer pequeños pasos en línea recta. De este modo se fomenta el equilibrio y se trabajan los músculos de las piernas. Es un ejercicio muy interesante para evitar caídas y tener más seguridad cuando se camina.

Son ejercicios muy saludables para las personas con movilidad reducida, pero siempre recomendamos consultar con su médico para asegurarse de que puede hacer todos estos ejercicios sin riesgo y adaptar cada ejercicio a sus necesidades especiales

¿Por qué es importante la higiene corporal diaria en las personas mayores?

La higiene personal es un factor crucial para cualquier persona porque permite sentirse bien con uno mismo, pero muchas veces el aseo diario se torna una tarea algo complicada para personas mayores con dependencia física o aquellas que tienen algún tipo de dolencia o una autonomía personal reducida. Pero existen servicios de ayuda a domicilio realizamos por empleadas domésticas en Sant Cugat, para que puedan solucionar este problema.

¿Qué implica la higiene corporal?

La higiene corporal de una persona implica el cuidado del cabello, la piel, los dientes, las uñas, las orejas, los ojos, la boca y la zona genital.  Por lo que es importante que todas las personas, independientemente de su edad, puedan conservar estas pautas de higiene saludables de forma rutinaria. Las personas mayores deben tener muy presente su aseo personal, para prevenir infecciones y eliminar secreciones corporales y suciedad. Otros beneficios de la higiene personal diaria en personas mayores son:

  • Se elimina el exceso de sudor, grasa y suciedad
  • Se evita la aparición de bacterias
  • Se mantiene la piel en buenas condiciones
  • Se genera una sensación de confort y bienestar
  • Se mejora el descanso
  • Se eliminan las células muertas que hay en la superficie de la piel
  • Se estimula la circulación sanguínea y el movimiento articular
  • Se eliminan o disminuyen las tensiones

La falta de higiene corporal puede generar alteraciones o complicaciones médicas a nivel psíquico y físico, como pueden ser erupciones, aislamiento social, incontinencia, irritaciones, úlceras por presión o infecciones. El aseo completo puede realizarse en la bañera o la ducha o bien en la cama, en el caso de personas con movilidad reducida.

Ayuda profesional a domicilio

Algunas empresas especializadas en el cuidado asistencial de personas mayores, facilitan este proceso a través del trabajo profesional de sus empleadas domésticas en Sant Cugat. Son personas con mucha experiencia en el cuidado de personas de la tercera edad, que saben perfectamente como facilitar el día a día de las personas mayores consiguiendo crear situaciones mucho más llevaderas, tanto en su aseo diario como en el resto de tareas de su día a día. Una de las cosas más importantes que hacen las empleadas domésticas en Sant Cugat es explicar al paciente todos los pasos que va a ir realizando antes de llevarlos a cabo, para que esa persona sepa en todo momento que viene a continuación y cómo proceder, para que la ayuda sea lo más llevadera y eficiente posible. Las empleadas domésticas en Sant Cugat pueden ayudar a levantar de la cama o de una silla al paciente con dependencia física, hacer la compra y la comida, hacer tareas del hogar, recados y, en definitiva, acompañar al paciente para mejorar su bienestar y su calidad de vida a través de un servicio integral, que podrá encontrar en HPS y al que llamamos servicio doméstico.

¿Cómo se puede mejorar la incontinencia urinaria en personas mayores?

La incontinencia urinaria se produce cuando la persona pierde el control de su vejiga y esto le provoca pérdidas de orina. Es un problema común en las personas mayores y en las personas con dependencia física, que puede ir desde una pequeña filtración de orina leve hasta la salida descontrolada de la misma. La incontinencia urinaria afecta especialmente a las mujeres, concretamente a una de cada tres a partir de los cincuenta años.

Aproximadamente el 15% de las personas mayores de 75 años lo padecen. El deterioro cognitivo, la obstrucción del sistema urinario, problemas neurológicos, la debilidad de los músculos del esfínter, problemas de próstata o las consecuencias de tomar algún medicamento específico provocan la aparición de la incontinencia urinaria.

Desde HPS trabajamos día a día para que nuestro servicio doméstico sea una manera de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y, por ese motivo, personalizamos nuestro servicio. Como expertos en el cuidado asistencial de personas mayores disponemos de un servicio doméstico, con el que ayudamos a mejorar la vida de estas personas mediante recomendaciones saludables como ejercicios específicos para combatirlos, facilitando el acceso al baño y aplicando medidas higiénicas básicas, para ayudar a normalizar rutinas diarias con el fin de mejorar su calidad de vida.  Por ejemplo estableciendo un horario regular para ir al baño que sea inferior a tres horas, facilitando el acceso del paciente al aseo desde su habitación o su lugar habitual de descanso o vistiendo a esa persona con ropa cómoda y fácil de quitar, para que pueda hacer sus necesidades de la forma más rápida posible en caso de urgencia.

El envejecimiento genera cambios en el organismo; En el aparato urinario, la próstata, la vagina, los músculos del suelo pélvico o el sistema nervioso. Por lo que resulta imprescindible hacer diariamente ejercicios que ayuden a combatir este problema, para conseguir que su día a día sea más cómodo, reforzando adecuadamente su vejiga. Mediante nuestro servicio doméstico podrá contar con una ayuda especializada, con el fin de sentirse acompañado y cuidado en su día a día.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios que mejor funcionan para combatir la incontinencia urinaria son los ejercicios de Kegel, que consisten en la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico. De esta forma se podrá mantener la vejiga, el útero y el recto en la posición idónea para evitar o disminuir las pérdidas de orina.

Estos ejercicios pueden practicarse encima de una pelota de pilates, también llamada Fit Ball, sentado o de pie. Los pasos para conseguirlo son:

  • Contraer, lentamente pero con fuerza, los músculos del suelo pélvico y mantenerlos en tensión durante 5 segundos y después relajarlos. La duración de este ejercicio dependerá del aguante de cada paciente, pero día a día será más fácil ir aumentando esta contracción hasta los 10 segundos.
  • Otra opción es contraer los músculos del suelo pélvico de forma rápida durante algunos minutos, mientras caminas o se realiza alguna otra tarea.
  • Aprovechar el momento de ir a orinar para contraer y reanudar la micción de forma voluntaria, con el fin de conseguir un mayor control sobre la vejiga.

Es muy importante combatir la incontinencia urinaria para evitar la baja autoestima de la persona, la infección de orina o las caídas, por eso desde el servicio doméstico de HPS procuramos personalizar nuestra ayuda a cada paciente, con el fin de ajustarnos a sus necesidades especiales.

¿De qué manera afecta el insomnio a las personas con dependencia física?

Con el paso de los años muchas personas empiezan a padecer insomnio, un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque es natural que la edad afecte negativamente a la calidad de nuestro sueño, siempre existen maneras de combatirlo y de ganar calidad en el sueño durante las horas de descanso.

El insomnio puede venir provocado  por factores físicos, ambientales o emocionales, desde un colchón de mala calidad, a pasar frío, calor, ruidos, cambios horarios, dolor, falta de actividad, la dieta, el café, el tabaco, los medicamentos, estrés, problemas familiares, miedo, angustia, tristeza… Una manera inteligente de combatir este problema es contratar un servicio doméstico en Barcelona, porque una persona puede ayudar a crear rutinas saludables y a evitar que el paciente se obsesione con esta situación. Un servicio doméstico profesional en Barcelona puede ayudar al paciente a crear hábitos para dormir mejor, acompañarlo en su día a día para asegurarse de que tiene una mínima actividad diaria, ayudarlo a hacer tareas que son más difíciles de llevar a cabo teniendo en cuenta su dependencia física, prestar un servicio de cuidado asistencial y acompañamiento, etc.

¿Qué es importante para ayudar a evitar el insomnio?

  • Realizar actividades más calmadas conforme se acerca la noche
  • Evitar pantallas y luces o ruidos fuertes
  • Leer antes de ir a dormir para despejar la mente y cansar la vista
  • Hacer ejercicios de respiración, escuchar música y hacer todo tipo de actividades relajantes hará que el hecho de ir a dormir no suponga un suplicio, si no que el cuerpo y la mente se preparan para ir a dormir de un modo más relajado y natural
  • Que la habitación esté completamente a oscuras
  • Que la habitación haya estado bien ventilada durante el día
  • Tomar un baño antes de ir a dormir
  • Tomar una infusión relajante natural después del baño para hidratarse y tener un momento de relajación mientras lees
  • Contar con elementos naturales que pueden ayudar, como poner unas gotas de esencia de lavanda en la almohada
  • Hacer una cena rica y ligera, que favorezca una fácil digestión
  • No hacer siestas largas durante el día, es mejor apostar por pequeños descansos de 20 o 30 minutos
  • Contar con la ayuda de un servicio doméstico en Barcelona
  • Meditar es una idea fantástica para conseguir un momento de paz y de conexión con uno mismo, para encontrar la estabilidad cuando se acaba el día

Desde HPS, como especialistas en el servicio doméstico en Barcelona, sabemos que lo importante es la calidad y no la cantidad, es decir, que es mejor dormir solo cinco horas pero hacerlo profundamente que estar ocho horas en la cama, desvelado, dando vueltas, pensando, etc.

¿Cómo reforzar la memoria?

La memoria es como la musculatura, si no la fortalecemos y no reparamos en ella cada vez está más débil y más atrofiada. Por eso, es importante tomar medidas efectivas con antelación para que en la vejez consigamos estar activos tanto a nivel físico como a nivel mental. Trabajar la memoria nos permitirá evitar despistes, ser más productivos, más enérgicos y despiertos, tomar mejores decisiones y evitar o disminuir la aparición de enfermedades tan perjudiciales como el Alzheimer. Existen empresas especializadas en el servicio domestico a domicilio, que se ocupan de llevar a cabo un cuidado asistencial en personas mayores con este tipo de demencias.

Consejos para cuidar de tu memoria

  • Comer bien. Llevar una dieta saludable y equilibrada es uno de los puntos más importantes, porque los alimentos ricos en fósforo (yema de huevo, pescado azul, almendras, productos lácteos…), potasio (aguacate, plátano, naranjas, germen de trigo…) y magnesio (pipas de girasol, cacahuetes, cereales integrales…) nutren al cerebro para que funcione a buen ritmo.
  • Existen sustancias específicas para fortalecer la memoria que se componen de antioxidantes como el té verde, el gingseng o el orégano, este último es muy bueno para la circulación sanguínea en el cerebro
  • Mantén activo tu interés. Si hacemos cosas que nos gustan o nos interesan ayudaremos mucho a nuestra memoria, porque siempre mantenemos más activo nuestro interés y nuestra concentración en aquellas cosas que nos llaman la atención. Puedes hacerlos a través del teatro, las manualidades, los museos, las películas…
  • Un momento para relajarse y conectar con nosotros mismos, para fortalecer las áreas de la corteza cerebral que se ocupan de la atención y de procesar los estímulos sensoriales externos. Y también podrás lidiar mejor con el estrés y las malas energías.
  • Pide ayuda. Si has llegado a la vejez y crees que necesitas de ayuda especializada siempre puedes contratar un servicio doméstico, que te ayude con los ejercicios para reforzar tu memoria.
  • El ejercicio físico será otro de tus grandes aliados, porque ayuda a mejorar la oxigenación del cerebro y como dice el dicho “mens sana in corpore sano”.
  • Sal de tu zona de confort. Una recomendación que puede ir desde hacer el viaje de tus sueños a tirarte en paracaídas o ponerte pequeños retos en tu día a día como por ejemplo realizar tus tareas diarias con la mano izquierda o con aquella mano que te cueste más. Es una manera genial de esforzarte y de hacer trabajar a tu cerebro de una forma divertida y eficaz.
  • Utilizar la escritura para crear letras de canciones, listas, evocar recuerdos… Cosas que te hagan pensar y poner en marcha tu memoria.
  • Para que nuestro cerebro trabaje bien es imprescindible que le demos un descanso de calidad. Unas horas sagradas para que repose toda la información que acumula y que trabaje con total productividad cuando estemos despiertos.

Entra en nuestra página web para descubrir todas las claves de nuestro servicio doméstico a domicilio y conocer un poco más acerca de nuestra empresa. En HPS encontrarás un servicio doméstico de gran calidad pensado para mejorar la calidad de vida de todas aquellas personas que lo necesiten.

Ejercicios para mejorar la artrosis

Cuando una articulación no se ejercita suficiente o se utiliza poco tiende a deteriorarse con el paso del tiempo. Por eso, aunque parezca contradictorio, las personas con artrosis deben ejercitar las articulaciones a través de una actividad física adaptada. En estos casos, contar con un servicio doméstico profesional puede suponer una gran ayuda, porque cuentan con personas especializadas para el cuidado de personas mayores con todo tipo de necesidades especiales, como las personas con artrosis. El servicio doméstico te permite poder seguir teniendo autonomía en tu día a día pero mejorando tu calidad de vida y evitando hacer cosas que te provoquen dolor articular.

  • Bicicleta estática; Una fantástica opción de hacer ejercicio dentro de la misma vivienda y mejorar la artrosis de rodilla o cadera.
  • Natación y/o Aquagim. El agua es la mejor aliada de la artrosis, sobre todo si es caliente. Hacer ejercicio dentro del agua es perfecto para poder ejercitar la musculatura sin hacer movimientos bruscos. Es la manera ideal de relajar las articulaciones y hacerlas trabajar sin notar el peso real de nuestro cuerpo.
  • Yoga y/o Tai-Chi. Hay que ir siempre a un centro especializado o avisar al profesor que realice la clase de que padeces artrosis y que no puedes hacer algunos movimientos. Es la mejor manera de que el profesional pueda indicarte la mejor manera de trabajar sin sentir dolor o lesionarte.

Consejos prácticos para el día a día

  • El sobrepeso es el mayor enemigo para la artrosis de rodilla
  • Llevar una dieta equilibrada ayuda a reducir el dolor en las articulaciones
  • El calor local, como un cojín de semillas, puede aliviar el dolor de artrosis cervical, por ejemplo.
  • La ducha de agua caliente por la mañana puede aliviar el dolor de la artrosis en las articulaciones, ya que cuando nos levantamos es cuando están más rígidas
  • Es aconsejable utilizar zapatos sin tacón, para ir cómodos y evitar problemas de rodillas
  • Contar con la ayuda profesional de un servicio doméstico
  • El descanso deberá ser en un colchón duro, es decir, que no se ablande y también es mejor sentarse en sillas con respaldo recto
  • No permanecer mucho tiempo en una misma postura o mucho tiempo sentado. Es mejor ir moviéndose, para que las articulaciones no queden rígidas o sientas dolor
  • Evitar los movimientos bruscos
  • Ir a aguas termales como los balnearios, para hacer ejercicio dentro del agua. Es una manera de poder mover bien las articulaciones sin notar la carga real de tu propio cuerpo.

El ejercicio físico adaptado potencia nuestra capacidad muscular, creando unos músculos bien preparados para proteger las articulaciones. Mejora también la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación, etc. Por lo que la práctica de ejercicio físico diario se traduce como una medicina perfecta para combatir los problemas de artrosis. El servicio doméstico permite que la persona con artrosis no realice sobreesfuerzos y delegue a la empleada del hogar todas aquellas tareas que no puede realizar correctamente.

Ayudas técnicas que facilitan la autonomía

A través de centros de servicios sociales o tiendas especializadas, pueden encontrarse herramientas y dispositivos que permiten mejorar el confort y la autonomía de las personas mayores. Las ayudas técnicas que facilitan la autonomía son muy interesantes para todas las personas de la tercera edad, sobre todo para aquellas que se encuentran en situación de dependencia. El servicio doméstico también puede ser una gran herramienta de ayuda para todas estas personas, que necesiten de una persona que les acompañe en su día a día.

¿Qué tipo de herramientas encontramos?

Pueden ser objetos de uso personal, butacas, elementos para el baño y el aseo, bastones, caminadores, muletas, sillas de rueda y todo tipo de elementos que facilitan la movilidad de la persona. Pudiendo encontrar objetos adaptados y personalizados para necesidades especiales como pueden ser camas articuladas, butacas ergonómicas, persianas automáticas, adaptadores para teléfonos, lupas, luces especiales, elementos para hacer gimnasia adaptada, grifo mono mando (para ser utilizado con una sola mano), espejos reclinados, sillas adaptadas para la ducha, asientos abatibles, etc. Gracias a todas estas ayudas, las personas mayores pueden disfrutar de una mayor sencillez en su día a día, una mejor eficacia en el momento de llevar a cabo sus rutinas, evitar riesgos, aumentar su autonomía y sentirse más libres.

También existen elementos de seguridad para la salud de las personas de la tercera edad como son las tele alarmas, es decir, unos botones que al ser apretados conectan directamente con una Central de Urgencias para que haya un aviso directo y rápido para pedir ayuda en caso de necesidad. E un recurso muy útil para proporcionar una mayor seguridad y tranquilidad, obteniendo una respuesta médica profesional de la forma más inmediata posible.

Este tipo de herramientas pueden complementarse, siempre que sea necesario, de un servicio doméstico de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas mayores, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que necesiten una ayuda extra para llevar su día a día de la mejor manera posible. El hecho de contar con la ayuda profesional de un servicio doméstico no implica que no tenga que reforzarse la autonomía. De hecho, una cuidadora permite facilitar tareas que la persona no pueda llevar a cabo o necesite de ayuda para realizarlas, pero sigue fomentando la autonomía de la personas porque es un elemento imprescindible para que se sienta útil, activa y con más autoestima.

El objetivo de un servicio doméstico integral es proporcionar el mayor bienestar a las personas de la tercera edad que así lo precisen, mediante la realización de tareas del hogar, gestiones, recados o actividades del día a día, proporcionar una atención continuada, fomentar el auto cuidado de las personas de la tercera edad, ayudarles a generar rutinas, acompañarlos, etc. Los objetivos del servicio doméstico son muchos pero los más importantes son el apoyo y el acompañamiento.

La importancia del pensamiento positivo

Hay muchos factores que influyen en la manera en la que vivimos nuestra propia vejez y uno de ellos es el pensamiento positivo. La actitud que adoptamos ante la vida repercute directamente en nuestro estado de ánimo y también en nuestra salud, por eso es más que recomendable ver el lado bueno de las cosas.

El pensamiento positivo nos permitirá vivir una vejez feliz y tranquila, disfrutando de las pequeñas cosas que nos rodean y a estar bien con nosotros mismos. Las pequeñas cosas que nos hacen felices son las más importantes, tales como salir a caminar y tomar el aire, meditar, charlar con amigos, preparar un plato que nos guste, etc. Tengamos la edad que tengamos no debemos olvidarnos de nosotros mismos y de nuestra propia felicidad y, por eso, hoy queremos hablar de la importancia de tener pensamiento positivos en la vejez, para conseguir una mente más sana y proactiva.

Un estudio publicado en la revista Plos One afirma que las personas mayores con riesgo genético de padecer demencia que tienen una visión positiva de la vida y de su envejecimiento, cuentan con un 50% menos de riesgo de sufrir una demencia que las personas que tienen pensamientos negativos.

El acompañamiento. Un factor clave

Para conseguir motivación y apoyo es importante contar con ayuda, ya sea de familiares o de una cuidadora de ancianos de una empresa especializada en el cuidado asistencial de personas de la tercera edad. La cuestión es luchar contra la soledad y disfrutar de una compañía agradable siempre que podamos, esto evitará caer en la tristeza o la depresión y nos ayudará a tener una vida más activa llena de refuerzos positivos.

Estar acompañados de una cuidadora de ancianos  tiene muchas ventajas, nos permitirá obtener la ayuda necesaria para llevar un día a día más confortable y más fácil, porque puede ayudarnos a hacer todo aquello que nos cuesta más, acompañarnos a hacer gestiones, ir al médico, pasear, etc. También representa una ayuda en las tareas del hogar, en las rutinas de aseo e higiene personal, para recordarnos tomar la medicación o para poder hablar de una forma empática y humana con alguien que entienda nuestra situación perfectamente.

Mirar el envejecimiento de manera positiva permite vivir con total plenitud, porque refuerza la autoestima, la autoconfianza, las relaciones y la salud. Si afrontamos la vejez con esta actitud y podemos contar con la ayuda de una cuidadora de ancianos, podremos avanzar ante los nuevos retos que se nos presenten en esta etapa sin miedo y con fuerza.

En HPS puedes encontrar la ayuda que necesitas, porque gracias a nuestra experiencia en el cuidado y el bienestar de las personas mayores podemos ofrecerte un servicio especializado y de gran calidad. Contamos con un equipo profesional de cuidadoras de ancianos que podrán acompañarte y ayudarte en todo lo que necesites en tu día a día.