¿Cómo puede ayudar la tecnología a las personas mayores?

Como especialistas en el servicio doméstico en Sabadell hoy queremos hablarte de todas aquellas herramientas tecnológicas que pueden facilitar la vida a nuestros mayores, ya que el mundo tecnológico no tiene por qué estar enfocado solo a los jóvenes, sino que puede convertirse en una de las mejores opciones para mejorar al bienestar de personas mayores, facilitándoles muchos procesos en su día a día.

¿En qué les beneficia la tecnología?

Una de las grandes ventajas que ofrece es acercar lo que está lejos, es decir, puede hacer que personas que vivan lejos les parezcan más cercanos, gracias a las videollamadas. De este modo no sólo hablan con ellos por teléfono, sino que además los ven físicamente y esto es un gran valor añadido.  Como especialistas en el servicio doméstico en Sabadell podemos asegurarte que el acompañamiento es un elemento vital en la felicidad de nuestros mayores.

Existen también aplicaciones móviles para aprender nuevos conocimientos, buscar recetas, socializar con otras personas en su misma situación, sentirse informados y protegidos… Un nuevo mundo con el que pueden conectar con todo aquello que les interese, sin necesidad de moverse de casa y disfrutando de un mundo lleno de posibilidades.

Como especialistas en el servicio doméstico en Sabadell sabemos que la practicidad de las rutinas es fundamental para mejorar el bienestar de los mayores, consiguiendo opciones efectivas y funcionales, como por ejemplo acceder a la tienda online de ropa o del supermercado de confianza para poder mirar productos de su interés, sin tener que desplazarse constantemente a la tienda física, ya que de este modo pueden tener nuevas distracciones, evitar colas y desplazamientos, sobre todo para aquellas personas con movilidad reducida.

Domótica; Si las personas mayores cuentan con inteligencia artificial en su casa pueden conseguir un gran confort en su vivienda, adaptándola a sus necesidades, como puede ser la luz o los sistemas de climatización.

Teleasistencia domiciliaria: Existen pulseras y colgantes con botones de emergencia, para disponer de una teleasistencia domiciliaria siempre que sea necesario.

Aparatos electrónicos que hacen la vida más fácil; Como pueden ser robots aspiradores, robots de cocina, pulseras de actividad…

Beneficios personales

Gracias a la tecnología, las personas mayores pueden afianzar su autonomía e independencia, consiguiendo una mejor autoestima y disfrutando de una vida más plena. Consiguen mejorar su calidad de vida gracias a estas herramientas y a la ayuda profesional de cuidadoras, tal como hacemos en HPS con el servicio doméstico en Sabadell.

Gracias a esta autonomía en sus vidas, se vuelven mucho más activos y ejercitan la mente durante su aprendizaje. Hace que mentalmente se vuelvan más activos y eso repercute positivamente en su estado de ánimo. Se sienten realizados y superan los prejuicios, porque cuando una persona es mayor se ve capaz de hacer algo que no creía se sienta capaz de todo.

Beneficios del yoga en la tercera edad

Una cuidadora de ancianos que comparte muchas horas al lado de una persona mayor sabe qué tipo de prácticas pueden ayudar a estas personas para conseguir una mayor calidad de vida y, sin duda, el ejercicio físico es una de ellas. En nuestro servicio doméstico, la cuidadora de ancianos procura ayudar al paciente en todo lo posible en cuanto a tareas domésticas, pero también en recomendar buenos hábitos, fomentar la autonomía de la persona, acompañarla y todos aquellos aspectos que pueden beneficiar, y mucho, en la calidad de vida de esa persona.

Hoy queremos hablarte del yoga y de los beneficios físicos, mentales y emocionales que puede proporcionar a las personas de la tercera edad, para que consigan vivir el envejecimiento de la mejor manera posible y sintiéndose en harmonía y paz con su cuerpo y con su mente, siempre adaptando los ejercicios a sus capacidades físicas.

Se ha demostrado científicamente que el yoga puede mitigar muchos problemas que aparecen durante el envejecimiento como la artritis, el insomnio, las enfermedades cardiovasculares, problemas de salud mental, la ansiedad, la depresión…

Beneficios físicos

  • Ayuda a aumentar la flexibilidad y eso es imprescindible para las personas mayores, las cuales van perdiendo cada vez más movilidad y flexibilidad y si no se mueven cada día, su musculatura se va atrofiando. El yoga consigue aumentar la flexibilidad de las articulaciones gracias a efectivos ejercicios de estiramientos.
  • Mejora el equilibrio; Las personas de la tercera edad que practican yoga tienen mejor equilibrio que las que no lo practican y esto se traduce en una mejor salud, ya que es menos probable que sufra caídas y que se fracture algún hueso.
  • Mantiene la masa muscular; El hacer este tipo de deportes permite mantener la forma y la masa del músculo, el cual necesita de este refuerzo para no quedar flácido y perder masa.
  • Mejora el funcionamiento del sistema respiratorio, porque enseña a respirar correctamente y de forma más consciente, permitiendo una mayor relajación, alivia algunas enfermedades respiratorias y crea un proceso de oxigenación más positivo y saludable.
  • Se obtiene una mejor corrección postural que permite mejorar el bienestar de la persona.

Beneficios psíquicos y emocionales

  • La práctica regular de yoga permite mejorar la memoria en las personas mayores y minimiza los problemas cognitivos y emocionales.
  • Mejora el estado de ánimo, tan importante en la tercera edad, gracias al aumento de la serotonina.
  • Reduce el estrés, gracias a los estiramientos, las respiraciones y la relajación corporal y mental.
  • Mejora la calidad del sueño, ya que la producción de la serotonina también sirve para aumentar la melatonina.
  • También ayuda a concentrarse y relajarse con más facilidad, porque el cuerpo y la mente están en harmonía.

Si además de hacer yoga quieres contar con la ayuda profesional en casa de una cuidadora de ancianos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podremos elegir la mejor cuidadora de ancianos para hacer de tu envejecimiento una nueva y positiva etapa de tu vida.

Las mejores recomendaciones para las personas con hipertensión arterial durante el confinamiento

El 17 de mayo se ha celebrado el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una patología que tiene síntomas claros para el paciente y que constituye el factor de riesgo con más prevalencia entre las enfermedades del corazón.

La irrupción del Covid-19 ha evidenciado que este tipo de pacientes crónicos tienen más posibilidades que sufrir complicaciones durante el contagio del virus, así como las personas con patologías pulmonares, con complicaciones como la disfunción pulmonar, la insuficiencia respiratoria, hipoxia silenciosa, alteraciones en el metabolismo de los lípidos y la glucosa o la ralentización del proceso de recuperación. En estos casos siempre recomendamos la ayuda profesional de una cuidadora de ancianos, que pueda desplazarse al domicilio del paciente, siguiendo todas las medidas de seguridad, para ayudarle y acompañarle en todo lo que necesite.

Recomendaciones

Hoy queremos darte las mejores recomendaciones para minimizar los efectos del Coronavirus en este tipo de personas, gracias a la experiencia que ha podido experimentar cada cuidadora de ancianos, que ha llevado un servicio doméstico en este tipo de situaciones.

  • Tener la medicación prescrita; Es importante tomar medidas preventivas siempre, teniendo la medicación preescrita para disponer de ella siempre que sea necesario, para no quedarse sin medicación porque no ha llegado a tiempo.
  • Evitar desplazamientos innecesarios es otra de las recomendaciones que hacemos porque, aunque estemos muy cerca de comenzar el proceso de desescalada y se permita cierta movilidad, es necesario seguir siendo responsables y evitar los desplazamientos innecesarios, sobre todo en personas que son de riesgo. Es necesario respetar los horarios de salida de las personas mayores y que estas personas, con esta patología, eviten las horas y los lugares que suelen estar más concurridos. Si son personas que cuentan con la ayuda de una cuidadora de ancianos de nuestro equipo, no deberá preocuparse por este tipo de desplazamientos, porque obtendrá su ayuda para este tipo de gestiones.
  • Llevar un control y regular la presión arterial. Es importante ir controlando los niveles de la presión arterial, porque no son igual durante todo el día y podrían variar según la sensación de calor o frío, al coger un virus y por distintos estímulos. Al tener controlada la presión arterial todo será mucho más fácil, porque se percibirán los cambios que puedan producirse en la compensación basal y se podrá actuar, rápidamente, en consecuencia.
  • Mantener hábitos saludables; El hecho de no salir de casa durante tanto tiempo hace disminuir enormemente la actividad física, de modo que será muy importante que estas personas se alimenten de una forma equilibrada y adecuada a sus necesidades, además de realizar ejercicio físico en casa o al aire libre, para que la musculatura no se atrofie y su organismo se mantenga activo. Cabe decir que es obligatorio para estas personas evitar el tabaco y el alcohol y seguir una dieta baja en sal, grasas y alimentos procesados, para mantener una buena salud aun en los tiempos que estamos viviendo.

Si quieres contar con la ayuda profesional de una cuidadora de ancianos, ponte en contacto con nosotros.

¿Por qué es importante el ejercicio físico para las personas con movilidad reducida?

Para cuidar a personas con movilidad reducida es importante reparar en la necesidad del ejercicio físico y sobre todo durante este periodo de confinamiento. Aunque no tengan una movilidad completa pueden hacer muchos tipos de ejercicios, que además son necesarios para mantener una buena salud física y evitar dolores articulares o musculares, así como corregir su postura, para obtener la mayor fuerza y resistencia en las partes del cuerpo que no están afectadas de esta discapacidad.

Grandes e importantes beneficios

Como especialistas en cuidar personas con movilidad reducida podemos asegurarte que el ejercicio físico puede suponer un factor clave en la calidad de vida de estas personas, de modo que más que una recomendación es una rutina más de su día a día.

Las personas que están en una silla de ruedas necesitan del ejercicio físico y de los estiramientos para obtener una mayor calidad de vida, ya que cuanto más fuerte y resistente sean sus brazos, cuello y tronco, mayor autonomía y movilidad van a conseguir en su día a día.

Gracias al ejercicio, las personas en silla de ruedas conseguirán unos músculos más tonificados, mejor forma física y un estado de salud óptimo. Podrán controlar más fácilmente su peso y moverse de una forma más ágil y flexible, teniendo una mayor fuerza muscular y una mayor conciencia corporal.

A nivel físico, va a mejorar también su circulación sanguínea, la postura y la estabilidad de la columna vertebral, así como en la zona lumbar, consiguiendo tener una mejor salud en cuello, hombros y espalda, que son las zonas que más sufren durante el día a día. Pero si se mantienen fuertes habrá menos dolores y menos posibilidades de lesión.

Como especialistas en cuidar a personas con movilidad reducida no podemos dejar de hablar de uno de los grandes beneficios del ejercicio físico para estas personas, como es la liberación de endorfinas, estas hormonas que generan una gran sensación de libertad y bienestar y que ayudan a subir el ánimo y sentirnos más activos, factores imprescindibles para seguir adelante y evitar todo el estrés posible o prevenir enfermedades como la depresión.

El hecho de que las personas en silla de ruedas hagan deporte les permite sentirse más realizados, hacer cosas por sí mismos, tener objetivos e ilusiones y desenvolverse de una forma mucho más autónoma. Esto se traduce en un aumento de confianza en uno mismo y en tomar una actitud lo más positiva posible ante la vida.

Cuidado adicional

Si durante el día a día estas personas requieren de una ayuda para el aseo, para la movilidad o para aquello que les resulte más complejo, desde HPS prestamos un servicio doméstico para cuidar de personas con movilidad reducida, para poder formar parte de este proceso y conseguir que su calidad de vida sea la máxima posible.

¿Cómo ayudar a las persones minusválidas?

Contar con la ayuda profesional de una cuidadora de personas minusválidas es un gran alivio para estas personas, ya que vuelven a disfrutar de una vida mucho más plena, cómoda, adaptada y feliz.

En HPS contamos con un equipo especializado, que puede ofrecer una ayuda profesional a estas personas, consiguiendo mejorar su bienestar y su calidad de vida, de una forma eficiente y mejorando su autonomía lo máximo posible.

¿De qué manera ayuda una cuidadora?

Existen ciertas ayudas que pueden ofrecerse a una persona con minusvalía y por eso es importante conocer todas las herramientas y apostar por una empresa especializada, que pueda ofrecer una cuidadora de personas minusválidas que sepa cómo actuar y afrontar esta situación, de una forma eficaz, responsable, comprensiva y con el conocimiento suficiente.

Es importante, a nivel emocional, tener en cuenta algunos detalles, tal como hace la cuidadora de personas minusválidas en HPS y que también deben tener en cuenta sus familires como, por ejemplo:

  • No ayudar a la persona si no lo pide o antes de preguntarle, ya que no debemos subestimar su autonomía y debemos dar la oportunidad de que lo intente antes por sí misma, dando lugar a una mejor autoestima de esa persona.
  • No mostrar compasión o pena ante ella, ya que no tiene ninguna enfermedad, sino otra forma de vivir la vida y está intentando adaptarse a ella. Haz que este proceso sea lo más natural y menos traumático posible para ella.
  • Adaptar el hogar a las necesidades de esa persona y eliminar aquellos objetos u obstáculos peligrosos
  • Vigilar el estado de la silla de ruedas
  • Asegurarte de que al lugar al que lo acompañas dispone de rampas y accesos adaptados
  • Ayudarle a salir y entrar de la silla, siempre que sea necesario
  • Comprobar que todo esté a su altura y pueda desenvolverse con plena autonomía en su vivienda y en todos aquellos lugares en los que sea posible hacerlo
  • Optar por ropa cómoda y fácil de poner y de quitar, que no tenga botones o que le impida hacerlo por sí mismo.
  • Es importante tener en cuenta el material con el que está hecho la silla en el momento de exponerla al sol, para que no cause quemaduras. Será imprescindible aplicar crema solar en el rostro, el cuello o los brazos y piernas, ya que durante los paseos o cuando se va a la playa, podría quemarse y eso resultaría incómodo, además de poner en riesgo la salud de su piel.

Es importante saber que hay distintos niveles de necesidades y gravedad de las personas que utilizan sillas de ruedas, por eso es importante contar con la ayuda de una cuidadora de personas minusválidas que sepa adaptarse perfectamente a la situación.

¿Qué es importante al cuidar a personas mayores?

Cuidar a personas mayores es nuestra especialidad y, por eso, desde Home Personal Services queremos daros algunos consejos sobre cuál es la mejor manera de hacerlo, tal y como llevamos a cabo en nuestro servicio doméstico a domicilio. Contamos con un equipo de cuidadoras especializadas en el cuidado asistencial de personas de la tercera edad, con el que conseguimos mejorar la calidad de vida de muchas personas cada día.

Cuidar a personas mayores es una gran responsabilidad y requiere de tiempo y dedicación, de modo que si crees que no lo tienes o no te ves preparado para encarar esta situación, pero quieres asegurarte de que contará con la mejor ayuda profesional posible, no dudes en contactar con nosotros.

¿Qué tenemos en cuenta?

Lo primero que debemos tener en cuenta es la situación personal en la que se encuentra, es decir, hacer un diagnóstico de sus necesidades especiales, para poder afrontar la situación de la forma más adecuada posible. Para cuidar a personas mayores es imprescindible contar con todas las herramientas y conocimientos específicos para cada situación, como puede ser accesorios que fomenten la autonomía y que faciliten o automaticen algunos de sus movimientos, etc.

Otro factor importante es saber si necesita de un seguimiento médico, es decir, una revisión médica de atención primaria que pueda complementarse con este servicio doméstico, para asegurarnos de que mantiene buena salud, como puede ser el control del colesterol, el azúcar en sangre, la presión, curar llagas o heridas, la orientación… En HPS ofrecemos el servicio geriátrico, para revisar todo este tipo de medidas, siempre de la mano de una enfermera profesional, para evitar también los continuos desplazamientos a centros médicos de aquellas personas con movilidad reducida.

La rutina y los horarios son realmente importantes para salud mental y física en el momento de cuidar a personas mayores, ya que, si van a dormir tarde y se levantan tarde cada día, pueden sentirse más débiles, con menos ganas y menos fuerzas, de peor humor, más dolores, etc. El hecho de saber a qué hora se levantan, cuándo comen, cuándo salen a pasear, cuándo realizan el baño y tener el día programado, les hace sentirse mejor, más activos y fuertes. Son pequeños gestos que consiguen que estas personas se sientan mejor y con más ganas de hacer cosas en su día a día, además de estar acompañadas por una cuidadora profesional siempre que lo necesiten.

El contacto frecuente con la familia es vital, ya que para ellos es lo más importante y sentir que están cerca, ya sea por teléfono o con visitas presenciales, será realmente importante para su bienestar, sobre todo lo que se refiere a la parte afectiva y emocional. Es muy importante que se sientan arropados y queridos en todo momento, para no tener la sensación de que han caído en el olvido.

¿Cómo es el aseo en personas con discapacidad?

El aseo en personas con movilidad reducida, dependientes o personas mayores no es fácil, necesita de unas cuidadoras especializadas en lavar a discapacitados, que cuenten con el conocimiento y la formación suficiente para poder hacerlo de una forma óptima.

Una ayuda profesional

El aseo va a depender del grado de discapacidad de la persona, es decir, para lavar a discapacitados en sillas de ruedas lo más recomendable es contar con una silla de ducha, con o sin ruedas y que también puede ser fija o giratoria, para que el baño sea más llevadero y más fácil, tanto para la persona con dependencia como para el ayudante, que no tendrá que hacer sobreesfuerzos continuamente.

Para lavar a discapacitados, es importante contar con lavabos adaptables, que estén diseñados para facilitar el día a día de estas personas, ajustando cada accesorio a su altura, y disponiendo de sistemas automatizados para abrir y cerrar, sillas adaptadas en la ducha, agarradores, sistemas antideslizantes, etc. Por supuesto, no podemos olvidarnos de otros elementos importantes del aseo, como las esponjas, las toallitas, los peines, los aplicadores de crema hidratante, elevadores de WC o las barras, que ayudarán a todas aquellas personas con problemas de movilidad.

Existen muchos accesorios y sistemas de ortopedia, para facilitar el aseo de estas personas, como pueden ser los elevadores de bañera para entrar y salir del baño de forma autónoma, presiones de agua para disfrutar de un baño relajante y todo aquello que pueda aportar bienestar, autonomía y relajación en el momento del aseo personal.

Como cuidadoras especializadas en lavar a discapacitados sabemos la importancia de llevar a cabo una adecuada y frecuente higiene en estas personas, para que se sientan cómodas y a gusto, usando una esponja o trapo húmedo y lavando bien todas las zonas con agua y jabón neutro, sin olvidarnos de secar muy bien cada parte del cuerpo, para que no se hagan heridas o irritaciones.

El orden para lavar a personas discapacitadas es el siguiente:

Primero lavar la cara, incluyendo ojos, boca, oídos y cuello; Brazos, axilas y manos (además de cortar las uñas después); Lavar pecho y abdomen y secar muy bien los pliegues de la piel para mantenerla en buen estado; Las piernas, cortando rectas las uñas de los pies y utilizando tijeras específicas para pedicura; Lavar la espalda ayudándote de almohadas si es necesario; Los genitales, siempre hay que lavarlos de delante hacia detrás, utilizando toallitas húmedas o si es la ducha mejor con agua y un poco de jabón neutro; El cabello, que pude hacerse en la ducha o bien en unos lava cabezas especiales.

Si necesitas de un servicio doméstico integral, para que esta persona pueda aumentar su calidad de vida, no esperes más y llámanos.

Causas y consecuencias de la movilidad reducida en personas mayores

Existen muchos motivos por los que una persona mayor puede presentar una discapacidad física, aunque mayoritariamente suele deberse a problemas musculares o del sistema nervioso. Como especialistas en cuidar personas de movilidad reducida, queremos hablarte de cómo evitar esta situación, en la medida de lo posible.

Entre las causas más frecuentes de problemas de movilidad reducida nos encontramos las causas que tienen como origen una infección, como puede ser la poliomielitis; las reumáticas, como la artritis o un accidente cerebro vascular; las causas virales, las neurológicas, las musculares o las de origen traumatológico.

Muchas de ellas pueden derivar en incapacidades temporales o permanentes y la gravedad de cada una de ellas viene determinada por el origen o la fisionomía de la persona, en el momento en el que aparece la incapacidad física o la movilidad reducida. La consecuencia más inmediata es la pérdida de autonomía y la aparición de dolores.

La movilidad reducida de los ancianos es una de las consecuencias del envejecimiento, aunque dependiendo de las causas puede agravarse en mayor o menor medida. Esta incapacidad física hace que la persona mayor pierda movilidad y sea más lenta en los movimientos que realiza, junto con una pérdida de la masa y de la fuerza muscular. En esta movilidad reducida también se detectan cambios fisiológicos

¿Qué puede hacerse para prevenirla?

En ocasiones no se pude hacer nada porque es genética o viene provocada por una enfermedad que determina esta incapacidad física, pero en ocasiones sí que pueden llevarse a cabo medidas, acciones o hábitos preventivos, para fortalecer los músculos de las piernas y los brazos, por ejemplo.

Como empresa especializada en cuidar personas de movilidad reducida, queremos decirte que evitar un estilo de vida sedentario y hacer ejercicio diariamente, además de apostar por alimentos saludables y adaptados y una buena hidratación, pueden ser la mejor medicina preventiva para nuestro cuerpo.

Consejos para mantener su bienestar

Las personas con movilidad reducida necesitan de unos cuidados específicos y también de unas rutinas, hábitos y accesorios concretos, para aumentar su bienestar y su calidad de vida. Nos referimos, por ejemplo, a realizar cambios posturales con frecuencia para que no aparezcan escaras, irritaciones o llagas en el cuerpo e hidratar bien la piel, mantener una correcta higiene personal y utilizar productos de higiene adecuados, utilizar ayudas técnicas para hacer que su vida sea más fácil y se adapte a su movilidad, como pueden ser sillas basculantes, andadores, agarres, aperturas y cierres automáticos, etc.

El descanso también es vital para las personas con movilidad reducida y es recomendable que dispongan de camas articuladas, para poder moverse o levantarse más fácilmente y siempre que lo necesiten. Para cuidar de personas con movilidad reducida es imprescindible entender muy bien cuáles son sus necesidades y cómo podemos ayudarles, tal y como hacen las cuidadoras de HPS.

En estos casos, lo más recomendable es contratar los servicios de una empresa experta en cuidar a personas con movilidad reducida, como hacemos en HPS. Nuestras empleadas del hogar sabrán cómo ayudar a esa persona, para que su día a día sea más fácil y más llevadero, además de hacerles compañía y mostrarles la máxima empatía.

¿Cómo ayudar a tus abuelos durante el confinamiento?

Estamos viviendo momentos difíciles, en los que nos sentimos encerrados en nuestras propias casas, con ganas de volver a la normalidad y de salir a la calle todo el tiempo, pero desde HPS, como especialistas en cuidar ancianos, sabemos que hay algo mucho más importante y esencial, que es la salud de nuestros mayores.

Si tienes la suerte de vivir este confinamiento sin ninguna persona afectada por el coronavirus o que haya salido airosa de esta situación, siéntete muy afortunado.

Hay familias que están viviendo auténticos dramas, ya que no pueden acompañar a sus mayores en el hospital y, en el peor de los casos, tampoco pueden despedirse de ellos, ya que según los protocolos de seguridad sanitaria no está permitido.

Pero debemos pensar en positivo y saber de qué manera podemos ayudar a todos esos mayores que nos rodean, cuidar ancianos desde la distancia, para mejorar su vida con pequeños gestos cotidianos.

¿Qué podemos hacer?

Aunque es cierto que no podemos mantener un contacto directo con nuestros abuelos o vecinos más mayores, para no exponerlos al riesgo de infectarlos, siempre podemos colaborar de formas seguras, por ejemplo, llamándoles, mostrándoles un soporte emocional cada día o siempre que sea necesario, para asegurarnos de que están bien y para que sientan que estamos cerca, ya que muchos de ellos no tienen otra forma de comunicarse con nosotros.

Por otro lado, podemos decirles que nos pasen una lista de la compra e ir a hacer la compra y dejársela en la puerta, sin mantener contacto, o bien contactar con una empresa que haga ese trabajo por nosotros, para que cuenten con todos los alimentos que necesitan, sin tener que salir al supermercado.

En el caso de que uno de nuestros mayores enferme es importante comunicarlo a los sanitarios, que harán las pruebas pertinentes, para comprobar si tiene el virus y saber qué procedimientos debe seguir, para que puedan atenderlo lo más rápido posible y cuidar a los ancianos de la forma más rápida posible, intentando conseguir una rápida recuperación.

En el caso de encontrarse bien, es importante que salgan lo mínimo posible de casa. Ayúdales a entretenerse y sentirse útiles pidiéndoles algunas tareas, como por ejemplo que ordenen las fotografías antiguas para que te las muestren cuando pase todo, que te expliquen recetas tradicionales de la familia, animales a que salgan a su patio, terraza o balcón a tomar el sol y absorber vitamina D, que se pongan música, que sigan ejercitando la musculatura dando paseos por la casa, que vuelvan a tejer, que jueguen a las cartas en lugar de mirar todo el día la televisión, etc.

Como especialistas en cuidar ancianos, podemos asegurarte que el cuidado de personas mayores no sólo es físico, sino que gran parte de este cuidado es emocional y de acompañamiento, de modo que ahora ya sabes de qué manera puedes estar al lado de tus abuelos, sin estar físicamente presente, para ayudarles en este tiempo de confinamiento y durante el resto del año.

¿Qué es lo más importante para un paciente con Alzheimer?

En HPS contamos con un gran equipo de profesionales, como los cuidadores de personas mayores con Alzheimer en Sabadell, los cuales saben perfectamente cómo actuar y qué necesidades son las más importantes en un paciente con este tipo de demencia. Los cuidadores de personas mayores con Alzheimer en Sabadell cuentan con una gran experiencia en el sector, por eso podrán adaptarse a este tipo de situaciones y, además, aconsejar a las familias para adoptar medidas preventivas y correctivas en el domicilio del paciente, con la finalidad de mejorar su bienestar y su calidad de vida.

¿Qué medidas tomar?

Una de las cosas más importantes es organizar el espacio vital del lugar en el que vive el paciente, es decir, contar con elementos y medidas de seguridad y adaptar el espacio a sus nuevas necesidades, las cuales van a ir cambiando. Desde nuestro conocimiento en el sector y el de nuestros cuidadores de personas mayores con Alzheimer en Sabadell, te recomendamos lo siguiente:

  • Quitar o fijar alfombras del salón o del cuarto de baño o el dormitorio, para evitar posibles caídas
  • Proteger o eliminar todos los muebles con cantos puntiagudos o bien con cristales, para evitar accidentes.
  • Retirar cerrojos interiores, para evitar que la persona quede encerrada, así como todo tipo de herramientas de uso cotidiano que puedan resultar peligrosas, como puede ser una batidora, cerillas, encendedores, llaves del coche, productos tóxicos. De este modo evitemos que la persona pueda causarse daños, durante su estado de demencia. Lo más recomendable es que estas personas no vivan solas, siempre acompañadas de una persona, que pueda ofrecerte toda la ayuda que necesita o bien que estén internas en un centro especializado.
  • Fijar la lámpara de la mesilla para que pueda encenderla y apagarla sin que la tire involuntariamente o que le caiga encima
  • Instalar un piloto de luz que permanezca encendido toda la noche, por si tiene que despertarse para ir al lavabo, sin que se pierda o se de algún golpe
  • Colocar la cama de una manera en la que el paciente pueda subir y bajar sin molestias y por ambos lados
  • En cuanto a la ropa, es importante que tenga al alcance de la mano aquella ropa que sea más cómoda para él, adaptada a la época del año que estamos viviendo, que sea fácil de quitar y de poner (con cierres de velcro, polos cerrados, zapatos sin cordones, medias sin talón…) Puedes utilizar imágenes para colocar delante de los cajones, con los que identificará más fácilmente qué hay en el interior. Es importante la información visual y la practicidad en cada una de sus rutinas.
  • Según la fase que esté pasando el paciente también le ayudará marcar, en el suelo o la pared, el recorrido hasta el baño, la cocina, el dormitorio…
  • Marcar los días en el calendario
  • Evitar los ruidos fuertes
  • Colocar un reloj grande que se vea con facilidad
  • Poner una pizarra en la pared, que siempre esté en el mismo sitio, con mensajes de una o dos tareas que quiera hacer en ese día, etc.

Para la seguridad de estas personas es más que necesaria la ayuda de un profesional, como nuestros cuidadores de personas mayores con Alzheimer en Sabadell, ya que es la manera de que esa persona pueda seguir viviendo en su casa con total seguridad y con todas las atenciones y cuidado asistencial que necesita en todo momento.